Por segundo año consecutivo, la Congregación de Mena y la Legión han visitado a los niños ingresados en el Hospital Materno Infantil de Málaga, adscrito al Hospital Civil de la ciudad. La relación entre la Cofradía y el cuerpo militar es una tradición en la Semana Santa que se materializa con el traslado y entronización al Cristo de la Buena Muerte y el acompañamiento en la procesión del Jueves Santo.

Como ya ocurrió el año pasado, la Cofradía de Mena y la Legión acudieron al Hospital Materno para visitar a los niños que por motivos de salud no pudieron asistir a la procesión del Jueves Santo. En la ludoteca del centro, los pequeños junto a sus padres pudieron conocer el pasado lunes a los gastadores legionarios que han realizado la guardia de honor al Cristo.

La legión junto al equipo sanitario del Hospital Materno de Málaga La legión junto al equipo sanitario del Hospital Materno de Málaga (Hospital Materno)

Asimismo, estos desfilaron al son de la marcha procesional ‘Cristo de la Legión’ y tras ello rompieron la formación al grito de “¡A jugar!”, para repartir algunos regalos a los niños. Por su parte, aquellos niños que en 2017 recibieron la visita de la Legión fueron invitados a presenciar la guardia de honor de las escuadras de gastadores junto a sus padres.

El desembarco de la Legión en el Puerto de Málaga y la posterior entronización del Cristo de la Buena Muerte o de Mena en la plaza Fray Alonso de Santo Tomás es uno de los momentos más esperados de la Semana Santa andaluza. Los niños la reciben con más ilusión por lo que esta iniciativa busca que los pequeños que no pueden asistir por motivos sanitarios, no se queden fuera del evento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.