Selena Gomez está decidida a no dejar que nadie la amargue la existencia, y menos a través de las redes sociales. La cantante, que padece lupus y que hace unos meses sufrió un trasplante de riñón, ha recibido algunas críticas a través de Instagram y, como no le ha gustado, ha tomado una decisión más que radical: desactivar los comentarios de su cuenta.

Todo viene a raíz de la participación de Selena Gomez en la manifestación March for our lives. La cantante, como otras compañeras de profesión como Demi Lovato o Miley Cyrus, quiso unirse a esta concentración de la juventud en contra de las armas y posteó la siguiente foto en su Instagram:

Tal y como se puede ver, uno de los hashtags incluidos por Selena es #NotJustAHashtag, es decir, #NoSoloUnHashtag. Con esta frase, la cantante pretendía concienciar aún más a sus seguidores, haciéndoles ver que March for our lives era algo más que una tendencia en redes, sino un movimiento que necesita el apoyo de todos.

Pues bien, algunos fans de Selena Gomez (o haters, según se mire) no vieron bien la inclusión de este hashtag en su publicación de Instagram. Y es que en 2016, cuando Selena fue preguntada por su no implicación en el movimiento Black Lives Matters, la cantante respondió en redes: “¿Si uso un hashtag estoy salvando vidas?”.

Aquella réplica ha sido rescatada por algunos usuarios y se lo han querido sacar en cara ahora, dos años después, haciéndole comentarios desagradables sobre su pasividad ante el movimiento que iba en contra de la brutalidad policial hacia la comunidad negra. De hecho, algunos de esos mensajes también hacían referencia a su enfermedad y a su trasplante de riñón.

Visto el panorama, Selena Gomez ha tomado una decisión para cortar de raíz el problema: desactivar la opción de comentarios de las fotos de March For Our Lives. De esta manera, ya nadie puede opinar, ni positiva ni negativamente, sobre sus acciones. ¡Adiós haters!

Deja un comentario