Muy movidita. Así fue la última entrega de Supervivientes: Conexión Honduras presentada por Sandra Barneda. No solo por el repaso de las últimas broncas y el viaje de Alejandro Albalá y Chabelita a los Cayos, si no por los dos primeros abandonos de esta edición 2018. Adrián y Saray comunicaban a la organización y confirmaban ante las cámaras su decisión de marcharse voluntariamente del reality show.

Sin embargo, ‘donde dije digo, digo Diego’ porque instantes después de que terminase el programa la andaluza se arrepentía y pedía regresar. Una petición que, pese al estricto reglamento, no ha caído en saco roto. Telecinco ha concedido el deseo de Montoya y en estos momentos continúa en el concurso.

Saray comunica la decisión de su abandono en 'Supervivientes 2018' Saray comunica la decisión de su abandono en ‘Supervivientes 2018’ (Mediaset)

Fue una lucha encarnizada la protagonizada entre Sandra Barneda y los dos robinsones que querían abandonar. La presentadora intentó una y otra vez hacerles cambiar de idea y ponerles sobre la mesa las consecuencias (económicas principalmente) que tendrían si no dejaban que fuese la audiencia quien les eliminase. Saray y Adrián se encontraban al límite. Sus últimos días en la isla habían sido muy duros, como aseguraban.

En el caso del actor, su propio hermano salía al paso para conseguir convencerle. Su estrategia, tocarle el bolsillo: “Recuerda esto: Hacienda”. Sin embargo las conversaciones que mantuvo con sus familiares no le hicieron cambiar de opinión y se reafirmó en su decisión. “No me merezco llorar cada noche por comida”, respondió el ya ex concursante de Supervivientes, que se marchó de la isla con una expresión de cierto alivio.

Saray se había convertido en el centro de todos los conflictos en Honduras

Por su parte, Saray ya habló con su fiel amiga Raquel Mosquera y le anunció que pensaba irse. “No voy a consentir que se deteriore mi imagen”, afirmó la gitana profundamente convencida de su decisión para evitar llegar al límite y que eso pudiera dañar su reputación. “Mi imagen no está para un show y quiero salir como una señora”, aseguró Saray, que ya tenía la maleta preparada antes de comenzar la tercera entrega del domingo. Y es que, se había convertido en el principal foco de conflictos en el lado Salvaje.

Después de todo el show montado en directo, hoy mismo se confirmaba una noticia que tiraba por tierra lo vivido la noche anterior en Telecinco. Ha sido durante el Programa de Ana Rosa cuando uno de sus colaboradores, Pepe del Real, leía un comunicado de la organización del reality show.

“Mi imagen no está para un show y quiero salir como una señora”

Saray Montoya

“La concursante Saray Montoya ha decidido seguir en el concurso. Anoche, tras la emisión de Conexión Honduras, y antes de romper su aislamiento y las condiciones de vida del concurso, Saray Montoya tomó la decisión de seguir en Supervivientes. La concursante se reincorporará en su equipo en cuanto amanezca en Honduras y sea posible la navegación”, decía el escrito.

Así, la cadena proporciona a la concursante una concesión insólita: regresar pese a su decisión de abandono. La que fuese protagonista de los Gipsy Kings ya hizo anteriores amagos de abandonar. Sin embargo, éste último ha sido de lo más tajante. O no. Porque no hay más que ver cómo tras el programa ha decidido recapacitar y volver a Honduras. De hecho, a estas horas ya se encuentra con sus compañeros en el lado Salvaje.

Comunicado de 'Supervivientes 2018': Saray Montoya regresa a Honduras Comunicado de ‘Supervivientes 2018’: Saray Montoya regresa a Honduras (Mediaset)

Deja un comentario