Las comida-coloquio del Círculo del Liceu se han convertido con el paso de los años en una de las citas de referencia de la sociedad civil barcelonesa. Estos debates en petit comité, en uno de los más bellos (y desconocidos) rincones de la ciudad, son una cita obligada para políticos, artistas, escritores, músicos… Un coloquio que este miércoles ha protagonizado el exconseller Santi Vila, procesado por su participación en el 1-O y que acaba de publicar una crónica de su paso por el Govern de Puigdemont de sugerente título, De héroes y traidores (Península), y numerosas ventas.

Muy crítico con las decisiones finales del Ejecutivo de Puigdemont y con aquellos que en las filas independentistas todavía defienden la vía unilateral y el choque con el Estado, también con el “inmovilismo” del Gobierno de Rajoy, Vila ha defendido que en occidente “más allá del orden constitucional no hay vida” y ha asegurado que durante los convulsos días de octubre, el entonces president Carles Puigdemont, a diferencias de otros miembros del Ejecutivo de PDECat y ERC, apostó hasta la DUI una “salida negociada”. Rompiendo así una lanza por el dirigente que permanece ahora en Berlín a la espera de que la justicia alemana decida si lo extradita o no por malversación.

Vila ha admitido que la solución a la actual crisis ni será fácil y debe empezar por que se celebre un juicio cuanto antes y que la “justicia se aplique de forma proporcional”. Preguntado sobre la posibilidad de que vuelvan a haber elecciones en julio, el exconseller ha señalado que ni la dirección de PDECat ni ERC las quiere, pero si Puigdemont y su grupo de diputados afines en Junts per Catalunya.

Deja un comentario