El presidente Pedro Sánchez ha pedido este domingo “al PP y Cs que se abstengan o voten a favor de los presupuestos” generales del Estado para 2019. El presidente apoya su petición en la amenaza a los derechos y las libertades que supone el avance de Vox pero su propuesta es meramente retórica, ya que tanto los populares como el partido naranja han anunciado que votarán en contra de sus cuentas y nada indica que vayan a alterar esa decisión. De hecho, el líder del PP, Pablo Casado, está encantado con el pacto con Vox en Andalucía, que le ha dado el gobierno a su partido pese a haber obtenido los peores resultados de su historia.

“Lo que pasa ahora en Andalucía es lo que va a pasar en muchos sitios”, ha augurado Casado en referencia a los acuerdos del PP con Ciudadanos y con Vox, en el acto en el que ha presentado a los candidatos del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y a la Alcaldía de la capital, José Luis Martinez-Almeida.

Aunque Vox es el principal rival del PP ante las próximas citas electorales -hay encuestas que dicen que siete de cada diez votantes de la extrema derecha en las elecciones andaluzas proceden del caladero popular- Casado se ha dejado encandilar por la formación de Santiago Abascal, hasta el punto de que quiere copiar sus tácticas: mensajes simples pero de fácil comprensión para todo tipo de público aunque se apoyen en clamorosas mentiras. De ahí que haya instado a no “enredarse” en programas electorales eternos, con 300 páginas que no se leen ni los candidatos, sino a ir “a lo esencial, a la base, a enamorar a la gente” y establecer un “contrato” con los votantes que contenga solo un “puñado de ideas”. Unas ideas que Casado simboliza en la “España de los balcones”, la de las personas que exhibieron en sus casas la bandera española ante el conflicto independentista catalán y que responde a una ideología “de centro reformista liberal conservador”.

“Viendo lo que se ve de la derecha, cualquier derecha pasada fue mejor”, ha dicho Sánchez, que ha intervenido en Burgos, ante un millar de militantes y cargos del partido, en la presentación de la candidatura de Luis Tudanca a presidir la Junta de Castilla y León, casi al mismo tiempo que el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, participaba en otro acto de precampaña a 500 metros de él. “Al PP y Cs les pido que se abstengan o voten a favor de unos presupuestos que son buenos para la mayoría de este país”, ha reclamado el presidente, para quien “ser patriota no es gritar, ‘¡Viva España!’, sino trabajar todos los días para que en España se viva mejor”.

Es más, poco antes de que comenzara este acto, el presidente ha puesto como ejemplo el acuerdo con el centroderecha que permitirá seguir gobernando al socialdemócrata Stefan Löfven en Suecia. Un pacto que para el líder del PSOE supone un “gran ejercicio de responsabilidad para frenar el avance de la ultraderecha del que otros deberían aprender por el país y por su ciudadanía”.

Después, y a unas horas de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, lleve la cuentas del Gobierno al Congreso, Sánchez las ha defendido destacando que “después de siete años de injusticia social, los españoles no entenderán que la oposición, y aquí incorporo a PP y Ciudadanos, voten en contra” de unos “PGE sociales” que no dejan “a nadie atrás”. De hecho, el de este domingo ha sido el segundo acto de partido del presidente, desde que el viernes el Consejo de Ministros aprobó el proyecto presupuestario. Y no puede decirse que 48 horas después, Sánchez esté más cerca de sacarlos adelante ya que para ello necesitaría el apoyo de los independentistas que por ahora se lo siguen negando. Tanto ERC como el PDeCAT siguen reclamando una ‘solución política’ para Cataluña y desdeñan las inversiones para la comunidad que Montero detallará este lunes en la Cámara Baja.

Pero, sobre todo, Sánchez se ha centrado en el llamamiento a la movilización del ‘constitucionalismo’. Y en ese empeño no solo ha arremetido contra Vox sino también contra las otras dos derechas, el PP y Ciudadanos, a la que ha criticado al mismo tiemplo que las invitaba a sumarse al frente con el que propone formar un dique frente al ataque contra los derechos y libertades. Como es poco probable que esos dos partido secunden su invitación, ha reclamado un esfuerzo especial a los votantes que comparten su misma preocupación: “Lo que os pido es que nos movilicemos todos (…), mayores y jóvenes, hombres y mujeres de todas las generaciones nos tenemos que movilizar y decirle a la derecha que nosotros defendemos una España en positivo, de derechos y libertades, de conquistas sociales, frente a la España en blanco y negro que ellos proclaman”.

Sánchez ha sostenido que el crecimiento de la ultraderecha en España es exclusivamente responsabilidad de la derecha y que demuestra su “bancarrota moral, política e ideológica”, porque “no es capaz de contraargumentarla con ideas y proyectos alternativos”. “La falta de proyecto político de la derecha, su debilidad en los liderazgos, su renuncia a combatir con argumentos a la ultraderecha, en vez de abrazar sus argumentos, como hacen sin ningún tipo de rubor, demuestra que ellos son, y nadie más que ellos, los responsables del crecimiento de la ultraderecha en nuestro país”, ha argumentado.

Tras recalcar que el PSOE “nunca” pactará con la ultraderecha porque es un “partido constitucionalista”, se ha mostrado convencido de que, si los socialistas han terminado 2018 gobernando, en 2019 “se consolidará ese cambio con las elecciones municipales, autonómicas y europeas” del próximo 26 de mayo. También ha advertido, “ahora que se frivoliza tanto con la violencia de género”, de que “se equivoca quien en el siglo veintiuno tenga un proyecto político que elija como adversario a las mujeres”, porque “pierde seguro”. A ese respecto, ha garantizado que, “mientras que haya alcaldes socialistas, habrá gobiernos feministas que defiendan la seguridad y la igualdad en nuestro país” y que también su Ejecutivo “feminista” va a seguir defendiendo la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

Si Sánchez ha sido crítico con Casado, al líder del PP no le ha importante descender al terreno del insulto, llamando “mentiroso” al presidente por decir ahora que quiere seguir en el Palacio de la Moncloa hasta el año 2020 cuando, a su juicio, se comprometió a convocar elecciones poco después de la moción de censura. “Es muy duro oír a una persona reconocer que es un mentiroso”, ha exclamado, para añadir que Sánchez “miente impúnemente” porque quiere seguir en el poder “aunque sea retorciendo las instituciones” e intentando aprobar el PGE con los que “quieren romper España”. Es más, ha subrayado que las cuentas públicas recogen subidas de impuestos para pagar una “campaña electoral de muchos meses”, con el fin de que sus socios” le sigan dando “respiración asistida”.

Asimismo, el presidente del PP ha afirmado que Sánchez, en sus presupuestos, presenta “un cuadro para volver al zapaterismo, de una subida masiva de impuestos y de gastos absolutamente irresponsable”. A su entender, es “insostenible” la situación financiera que recogen las cuentas públicas, que el Gobierno llevará este lunes al Congreso de los Diputados.

Casado sigue negando su desplazamiento hacia la derecha extrema y defendiendo que su PP representa al centro político, por mucho que los hechos demuestren todo lo contrario. Una vez más, ha señalado que “ocupar el centro” político es “no moverse de sitio”, ya que tienen un árbol con raíces “largas” y una “copa amplia” que permite aumentar su base electoral. “Vamos a decir las cosas muy claras. Seguimos en el mismo sitio de siempre”, ha declarado el presidente de los ‘populares’. Como ha hecho en los últimos días en sus mítines en Asturias y Cantabria, ha señalado que “lo que ha pasado en Andalucía es lo que va a pasar en muchos sitios”. De hecho, fuentes de la dirección nacional del partido apuntan a que ese acuerdo con Vox y Ciudadanos para investir a Juanma Moreno presidente podría repetirse en plazas como Madrid o Valencia. “Hemos conseguido poner de acuerdo a una mayoría suficiente para un cambio histórico y eso es lo que vamos a seguir haciendo”, ha proclamado.


Source link

Deja un comentario