El actor José Sacristán está que trina con los dirigentes políticos. “No me gustan ni unos ni otros”, señala. Pero como viejo simpatizante o “compañero de viaje” del PCE se muestra especialmente decepcionado por la nueva izquierda. Más en concreto con Pablo Iglesias: “Ese muchacho tiene un problema. Ha entrado en una deriva mesiánica muy preocupante”, dice a ‘La Vanguardia’ en Málaga, en cuyo Festival de Cine presenta la película ‘Formentera Lady’, ópera prima como director del actor Pau Durà.

El veterano intérprete, que también celebra en Málaga el cuadragésimo aniversario de una película “crucial” en su vida, ‘Un hombre llamado Flor de Otoño’, añade que “lo de Podemos en el departamento de Cultura del Ayuntamiento de Madrid es un desastre total y absoluto”. Y en cuanto a IU, se pregunta: “¿Pero dónde está Izquierda Unida?”

Sacristán también alude al conflicto de Catalunya: “No me van ni los que anuncian la República como si anunciaran los fuegos artificiales de su pueblo, ni los que dicen eso de que la patria no se deshace. “¡Dónde coño vamos con un ministro de Cultura cantando ‘Soy el novio de la muerte’!”, exclama.

“¡Dónde coño vamos con un ministro de Cultura cantando ‘Soy el novio de la muerte’’!”, se indigna Sacristán

En ‘Formentera Lady’, el actor de Chinchón encarna a un viejo hippy, Samuel, que vive en esa isla de Baleares desde que se fue allí en los años setenta, a buscar el paraíso. Ahora está solo, colgado, y toca el banyo en un bar de viejos rockeros. Un día su hija Anna (Nora Navas) le pide que se haga cargo del nieto, Marco (Sandro Ballesteros). Eso altera su existencia y le obliga a escarbar en su pasado. “Lo que más me gusta de la historia es que no contiene ni subrayados ni premisas ni conclusiones; ninguna intención de moralizar ni generalizar”, comenta.

Deja un comentario