El Ejército ruso asegura haber probado con éxito su último misil balístico intercontinental, el ‘Sarmat’, bautizado también como ‘Satanás 2’. Según ha comunicado el ministerio de Defensa este viernes, el lanzamiento se produjo desde la localidad de Plesetsk, al noroeste de Rusia.

El Sarmat pretende reemplazar al Voyevoda de diseño soviético, el ICBM más pesado del mundo conocido como “Satanás” en Occidente.

El presidente Vladimir Putin dijo a principios de este mes que Sarmat pesa más de 200 toneladas y tiene un alcance mayor que “Satanás”, lo que le permite volar sobre el Polo Norte o el Polo Sur y atacar objetivos en cualquier parte del mundo. Añadió que Sarmat también porta una mayor cantidad de ojivas nucleares, que son más poderosas que las de Satanás.

Además, Putin añadió que el Sarmat podría llevar una serie de ojivas capaces de esquivar las defensas de misiles.

Deja un comentario