El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne este viernes a las 20:00 GMT para analizar la situación en Oriente Medio, después de que EE.UU. convocara una sesión de emergencia sobre las protestas en Irán.

En su intervención, la representante permanente de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, advirtió a las autoridades iraníes que el mundo está siguiendo cómo responde Teherán a las protestas antigubernamentales que tienen lugar en el país.

Según la diplomática, la comunidad internacional debe “hacer más” para evitar que Irán silencie los mensajes de los manifestantes. “El régimen iraní está ahora bajo una atención especial, el mundo estará mirando lo que hace“, dijo Haley, quien pidió al Gobierno iraní que deje de censurar la voz de los ciudadanos.

Por su parte, el enviado especial de Francia ante el organismo mundial llamó a “preservar el acuerdo nuclear alcanzado con Irán y aplicarlo de manera rigurosa”, ya que es un asunto clave para la seguridad en la región. La cuestión de la no proliferación nuclear fue subrayada también por el embajador de Perú.

El embajador del país galo también señaló que el Consejo de Seguridad debe “reaccionar de manera apropiada” a las protestas en Irán. “Por preocupantes que hayan sido los hechos de los últimos días, no constituyen una amenaza para la paz y la seguridad internacionales”, sostuvo François Delattre.

Por su parte, el representante de Bolivia puntualizó que “la celebración de esta reunión no es una buena iniciativa” y llamó a abstenerse de “la injerencia externa” en los asuntos internos de Irán, recordando que en el pasado “las políticas intervencionistas tuvieron únicamente consecuencias devastadoras”.

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, señaló que el Consejo de Seguridad debe “dejar que Irán resuelva sus problemas internos”. “No queremos involucrarnos en la desestabilización de Irán ni de ningún otro país”, aseguró el embajador ruso, que añadió que en lugar de la situación en Irán, que “ya se ha normalizado”, el organismo debe “tratar crisis graves como las de Irak o Yemen”.

Según Nebenzia, el verdadero objetivo de EE.UU. en la convocatoria del Consejo de Seguridad sobre Irán es otro intento de “socavar el acuerdo nuclear”.

Nikki Haley había dicho previamente que la ONU “debe hablar” para apoyar a los manifestantes antigubernamentales en Irán, mientras que el presidente estadounidense, Donald Trump, publicó un tuit que calificó de “brutales y corruptas” a las autoridades de Teherán.

El embajador iraní ante la ONU, Gholamali Khoshroo, por su parte, se ha defendido de los ataques estadounidenses tildándolos de interferencia “grotesca” en los asuntos internos de su país y de alentar un cambio del Gobierno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.