El ataque lanzado hoy contra Siria por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, Reino Unido y Francia “no se quedará sin consecuencias”, advirtió el embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antónov.

“Los peores presagios se han cumplido. No han escuchado nuestras advertencias. Nos vuelven a amenazar. Habíamos advertido de que estas acciones no se quedarán sin consecuencias. Toda la responsabilidad recae en Washington, Londres y París”, dijo Antónov en una declaración oficial difundida por la Embajada.

Moscú aseguró este viernes que dispone de pruebas irrefutables de que el uso de armas químicas del sábado pasado contra la ciudad siria de Duma, en el bastión opositor de Guta Oriental, fue un montaje dirigido por el Reino Unido para culpar al Kremlin y al régimen de Damasco.

Londres, por su parte, consideró la acusación de “mentira descarada” y “grotesco” “Tenemos datos irrefutables de que se trata de un nuevo montaje, y que detrás está la mano de los servicios secretos de un país que en estos momentos trata de estar en la vanguardia de la campaña de rusofobia”, dijo el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov

Deja un comentario