Rusia dijo este viernes que dispone de pruebas irrefutables de que el supuesto ataque químico del sábado pasado contra la ciudad siria de Duma, en el bastión opositor de Guta Oriental, fue un montaje para culpar a Moscú y al régimen de Damasco, dirigido por el Reino Unido.

“Tenemos datos irrefutables de que se trata de un nuevo montaje, y que detrás está la mano de los servicios secretos de un país que en estos momentos trata de estar en la vanguardia de la campaña de rusofobia“, dijo el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov

Rusia defiende que las acusaciones son un intento de justificar una intervención milita

Horas después, el Ejército ruso acusó al Gobierno de Theresa May de haber montado y dirigido el ataque. El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó el viernes: “El Ministerio ruso de Defensa dispone de pruebas que atestiguan la participación directa de Gran Bretaña en la organización de esta provocación en Guta Oriental”, dijo el portavoz de dicho ministerio, Igor Konashenkov, durante una conferencia de prensa televisada.

Según esta fuente, los militares tienen grabaciones con entrevistas a habitantes de la ciudad donde “cuentan en detalle cómo se desarrolló este montaje, en qué episodios participaron y qué hicieron”.

Lavrov y Konashenkov respondían así a las acusaciones de EE.UU. y sus aliados, Francia y Reino Unido, de que el gobierno de Bashar el Asad, protegido por Rusia, lanzó ese supuesto ataque en el que murieron cerca de medio centenar de civiles.

Tenemos pruebas que atestiguan la participación directa de Gran Bretaña en la organización de esta provocación”

Igor Konashenkov

Portavoz del Ministerio de Defensa

En conferencia de prensa después de reunirse con su colega holandés, el canciller ruso recordó que una misión de expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) está ahora de camino a Siria. “Creo que deben llegar a Damasco mañana por la mañana y confiamos en que se dirijan sin dilación a Duma, donde nuestros especialistas, que ya estuvieron en el lugar, no hallaron ningún rastro del uso de armas químicas, sea cloro u otra cosa”, recalcó.

A la vez, Lavrov advirtió contra la repetición en Siria de las “aventuras” militares como las que tuvieron lugar en Libia o en Irak. Reaccionaba así a los planes anunciados por el presidente estadounidense, Donald Trump, de atacar Siria con “misiles inteligentes” en represalia por el presunto ataque con armas químicas en Duma, en el que fallecieron 42 personas con síntomas de haber sido expuestas a un agente nocivo.

Rusia defiende que las acusaciones de uso de armas químicas en Duma por parte de las fuerzas gubernamentales sirias son un intento de justificar una intervención militar en el país árabe.

A este respecto, Moscú, que considera “inadmisible” culpar a Damasco del uso de armas químicas en Duma, advirtió de que las consecuencias de un posible ataque de EE.UU. y sus aliados contra el ejército sirio serían “graves”, especialmente si se ven afectadas las fuerzas rusas desplegadas en el país.

Habitantes de la ciudad cuentan en detalle cómo se desarrolló este montaje, en qué episodios participaron y qué hicieron”

Deja un comentario