Rusia ha anunciado la expulsión de 60 diplomáticos estadounidenses, como respuesta a la acción del Gobierno de Donald Trump. La Casa Blanca echó esta misma semana al mismo número de funcionarios rusos de EE.UU. por el caso del envenenamiento del espía doble Serguéi Skripal y de su hija con un agente nervioso en Reino Unido.

Según ha informado el ministerio de Exteriores ruso, el Kremlin también cerrará el consulado de EE.UU. en San Petersburgo, de la misma manera que EE.UU. anunció el cierre del consulado ruso en Seattle. Como muestra de apoyo a las autoridades británicas, también más de la mitad de países de la Unión Europea (UE) y Canadá confirmaron la expulsión de más de 150 diplomáticos rusos.

Rusia también cerrará el consultado de EE.UU. en San Petersburgo

En una rueda de prensa, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov ha comunicado que el embajador de EE.UU., John Huntsman, había sido convocado para comunicarle las medidas de represalia. “Literalmente, en estos momentos el embajador norteamericano ha sido citado en la Cancillería, donde se le está comunicando el contenido de las medidas de respuesta contra Estados Unidos”, señaló Lavrov.

En cuanto al resto de países que también expulsaron a funcionarios rusos esta semana, el ministro ha indicado que “todo se reflejará en términos del número de personas que dejarán la Federación Rusa del personal de las misiones diplomáticas”.

Deja un comentario