La secretaria general de ERC, Marta Rovira, contra la que pesa una orden internacional por su papel en el marco del proceso independentista ilegal catalán, se ha puesto ya a disposición de las autoridades suizas y no descarta, de ser necesario, solicitar asilo en Suiza. “Desde mi llegada, por medio de mi abogado, me puse a disposición de las autoridades suizas. Si sintiera la necesidad, pediría asilo, pero este no es el caso en este momento”, ha señalado la número dos de ERC en una entrevista al diario suizo Le Temps . Es la primera entrevista pública que concede desde su decisión de abandonar España.

La dirigente republicana ha explicado las razones que le llevaron a abandonar Catalunya e instalarse provisionalmente en Suiza: “Cuando estaba en Barcelona vivía en una prisión interior, la policía me perseguía constantemente por la calle, era objeto de presiones y amenazas. No podía expresar mis opiniones políticas librementes a riesgo de ser perseguida penalmente”. Rovira ha abordado también las consecuencias personales de su traslado al extranjero: “Mi hija también sufría, me pedía que le hiciera caso cuando salía a la calle, se preocupaba por mí. Hoy soy mucho más útil siendo libre”.

Respecto a su situación procesal, la secretaria general de ERC asegura que “no puede ser objeto de un juicio justo en España”. Rovira ha añadido que pese a que el escenario ya era tenso antes, la situación ha empeorado estos últimos días a raíz de la calificación de las protestas independentistas como “actos terroristas” por parte del ministro del Interior y la policía.

El juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena emitió el pasado 23 de marzo una orden internacional de detención contra Rovira, que está procesada por rebelión en España al haber desempeñado un papel “esencial” en la coordinación del proceso independentista ilegal catalán, según el magistrado.

La secretaria general de ERC asegura que “no podía tener un juicio justo” en España y rechaza que haya perjudicado a los demás procesados

Rovira, que ese mismo día tenía que comparecer ante el Supremo español, no acudió a la cita, puesto que decidió escaparse a Suiza “para protegerme de una persecución política contra mi persona y mi familia”, según ha dicho hoy. “Si estuviera aún en España estaría detrás de las rejas ahora mismo. He sido testigo del destino de mi compañero Oriol Junqueras (el exvicepresidente de la Generalitat de Catalunya), que está en prisión desde hace más de cuatro meses”, ha señalado Rovira, que desde que se fugó a Suiza se ha mantenido prácticamente en silencio.

En opinión de Rovira, ella “no podía tener un juicio justo” en España, pero ha rechazado que haya perjudicado a los demás con su huida a Suiza. “Cada uno ha tomado sus decisiones de manera personal. Yo no podía arriesgarme a entre 20 y 30 años de prisión por delitos que jamás he cometido cuando mi hija tiene apenas siete años”, ha dicho.

También ha opinado que cuando aún estaba en Barcelona “vivía en una prisión interna” y ha asegurado que la policía le “seguía constantemente en la calle y estaba bajo presión y recibía amenazas”. A su juicio, “ya no podía expresar mis opiniones políticas libremente sin el riesgo de ser procesado penalmente sin fundamento”, y por ello opina que es “mucho más útil en libertad”. Preguntada por ese medio helvético si sería posible un diálogo con el Gobierno en un futuro cercano, Rovira afirma: “hace diez años que intentamos establecer un diálogo”.

La republicana subraya que cuando estaba en Barcelona “vivía en una prisión interna”, que la policía le “seguía constantemente en la calle y estaba bajo presión y recibía amenazas”

La secretaria general de ERC ha dicho también al mismo medio que “el 80 % de los catalanes están de acuerdo en la organización de un referéndum”, y que espera que Catalunya “pueda seguir los ejemplos pacíficos de Escocia, Québec y, pronto de Nueva Caledonia”, territorio francés en Oceanía cuyos habitantes votarán el 4 de noviembre si quieren la independencia.

Según Rovira, si el resultado de un referéndum fuera negativo para los independentistas, “lo aceptaríamos”. También ha dicho que, de momento, no prevé dimitir como secretaria general de ERC, y que busca trabajo en Suiza, ya que regresar a España “es una decisión a largo plazo”, a la vez que ha indicado que finalizado el año escolar, su hija y su marido se le unirán.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.