Roger Torrent ha confirmado este miércoles en el pleno el Parlament de Catalunya la delegación del voto de Carles Puigdemont en Elsa Artadi. La diputada de Junts per Catalunya también emitirá el voto de los políticos encarcelados en España, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull. Hasta ahora era Jordi Turull quien ejercía el voto delegado de los miembros de su grupo parlamentario con el voto delegado.

La Mesa del Parlament aceptó la delegación del voto de Puigdemont este martes, con los cuatro votos de Junts per Catalunya y Esquerra Republicana, al considerar que estar encarcelado en Alemania le equipara a los demás políticos presos en España, que sí tienen permitido el voto a distancia. o obstante, en los próximos días Puigdemont podría salir de la cárcel de Neumünster si la Audiencia Territorial del land en el que fue detenido así lo acepta. La Fiscalía pidió el martes mantenerlo en prisión por el riesgo de fuga.

Si no hay impugnaciones de por medio desde el Gobierno con recursos al Tribunal Constitucional o de los partidos constitucionalistas, ahora Junts per Catalunya y Esquerra Republicana cuentan en el Parlament con 65 votos, con lo que sólo necesitarían uno más -el de Toni Comín- para lograr una investidura con minoría simple en segunda votación toda vez que la CUP mantenga su abstención, como hizo con Jordi Turull a mediados de marzo, un día antes de que entrara en prisión junto a otros procesados que ocupaban un escaño. Fuentes del ministerio de Justicia apuntaron este miércoles por la tarde que los servicios jurídicos del Gobierno ya estudian la medida adoptada por la Mesa.

El Alto Tribunal había decretado a finales de enero -tras el recurso preventivo del Gobierno que no contaban con el aval del Consejo de Estado sobre la investidura de Puigdemont- la imposibilidad de delegar el voto desde el extranjero. “Los miembros de la Cámara sobre los que pese una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión no podrán delegar el voto en otros parlamentarios”, resolvió el TC, que declaró “radicalmente nulo y sin valor y efecto alguno cualquier acto, resolución, acuerdo o vía de hecho que contravenga las medidas cautelares adoptadas” en aquella resolución de urgencia. Además, advertía a los miembros de la Mesa de las responsabilidades, incluidas las penales, en que podían incurrir si desobedecían esta suspensión.

Lo que sí se había admitido previamente, tras un auto de Llarena y la aprobación pertinente de la Mesa del Parlament, es la delegación del voto de los diputados electos que estaban presos, como Oriol Junqueras, Joaquim Forn o Jordi Sànchez. También se admite el de los diputados encarcelados el viernes 23 de marzo, Turull, Raül Romeva y Josep Rull.

Deja un comentario