El presidente de Cs, Albert Rivera, se encuentra en una cómoda situación después de haber presentado su apoyo a los presupuestos de Rajoy, presionando al PSOE para que se preste a colaborar en la empresa de sacarlos adelante en el Congreso y ejerciendo la presión justa y necesaria sobre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. La polémica sobre su máster sigue creciendo a la espera de su comparecencia forzada por la oposición en la cámara madrileña para dar cuenta de la cuestión. Aunque Rivera ha evitado adelantar cuál será su posición tras dicha comparecencia, ha considerado que en su opinión, la polémica “huele muy mal” tras considerar que “no dice la verdad”.

“Creo que Cifuentes no dice la verdad. La conozco y es una mujer que suele dar la cara”, pero ahora “lleva 14 días desaparecida y no quiere comparecer”. Este miércoles deberá hacerlo, pero “ha sido obligada a comparecer por la oposición”, ha apuntado. Además, a Rivera le hace sospechar el hecho de que “la única verdad que conocemos es la que publican los medios”, de manera que “hoy conocemos que ni siquiera se presentaba el día de los exámenes”, ha reproducido en referencia a una nueva entrega informativa sobre la cuestión publicada por eldiario.es.

“Creo que Cifuentes no dice la verdad. La conozco y es una mujer que suele dar la cara”, pero ahora “lleva 14 días desaparecida y no quiere comparecer”

En definitiva, “huele muy mal”, ha lamentado, y “en su partido tampoco esperan grandes decisiones” de la presidenta madrileña como consecuencia de la comparecencia de mañana. En todo caso, el líder de Cs no se ha querido adelantar a la hora de señalar cuál sería la medida que reclamaría su partido en Madrid si las explicaciones y las pruebas que aporte la dirigente no convencen. “A partir de mañana decidiremos”, ha zanjado, sin aclarar si sería una petición de dimisión o una moción de censura. En todo caso, ha dejado bien claro que“si sigue no respondiendo ni sacando pruebas”, Cifuentes “no tendrá legitimidad para dirigir a los madrileños”

Rivera ha justificado su dureza en la propia actitud de la presidenta madrileña, a la que ha reprochado no haber hablado con Cs de este asunto. “Nada”, de manera que “su silencio deslegitima su candidatura en este caso su presidencia”, ha insistido.

De hecho, el presidente de Cs ha querido resaltar que esta polémica no afecta sólo a la presidenta madrileña sino que también “estamos hablando de una universidad pública, que podría estar cometiendo delitos como el de tráfico influencias o falsedad documental”, ha apuntado.

“Si sigue no respondiendo ni sacando pruebas”, Cifuentes “no tendrá legitimidad para dirigir a los madrileños”

Rivera también se ha referido a Catalunya. Ha vuelto a arremeter contra Puigdemont, a quien ha acusado de vivir “en Matrix”, y sobre cuya situación ha asegurado ser “incapaz de decir qué va a pasar”. Ahora bien, ha vuelto a arremeter contra los “comandos separatistas” por “señalar” a “familias, jueces, a políticos, a fiscales”, y por “coaccionar a los que tienen que tomar decisiones” así como “a policías y a guardias civiles”. En este punto ha vuelto a reclamar al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, “que es de quien dependen los Mossos”, ha recordado, “que garantice la seguridad de Catalunya”, porque “no puede ser que la gente salga a la calle pendiente de si han cortado las carreteras”.

Sobre los Presupuestos Generales del Estado, Rivera ha vuelto a presionar al PSOE de Pedro Sánchez para que se avenga a prestar los apoyos necesarios para sacarlos adelante y dejar de lado el “no es no”. Consciente de que los socialistas nunca darán su brazo a torcer, ha cargado contra el PNN, que se resiste a hacer lo mismo. En este sentido, ha vuelto a reprochar la apuesta política nacionalistas de los vascos y el privilegio que a su entender supone el cupo vasco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.