Bomberos, Mossos y geólogos siguen trabajando desde primera hora de este martes en la carretera LV-9124, a su paso por Castell de Mur (Lleida), donde el lunes hubo un desprendimiento de grandes rocas que podría haber sepultado a, al menos, dos personas en un vehículo. Los servicios de emergencia trabajan con la hipótesis que bajo las rocas se encuentren atrapadas dos personas que podrían ser los padres del alcalde de Sant Esteve de Sarga.

Según han informado los Mossos, la búsqueda se detuvo ayer al anochecer y a primera hora de esta mañana se han iniciado de nuevo los trabajos en el punto kilométrico 5 de la citada carretera. En este momento, los geólogos e ingenieros que se han desplazado hasta la zona de montaña, limítrofe con Huesca, valoran la posibilidad de mover las rocas, ya que todavía existe riesgo de nuevos desprendimientos.

Los diferentes cuerpos de seguridad siguen recomendando que ni medios de comunicación ni personas se desplacen hasta el lugar para facilitar las tareas de los especialistas y para evitar más riesgos entre las personas.

El desprendimiento ha impactado sobre la carretera LV-9124, a la altura del kilómetro 5, en el municipio pirenaico, y ha bloqueado por completo la vía, que está cortada del kilómetro 2,5 al 6.

Los servicios de emergencias se han desplazado de inmediato en busca de posibles víctimas. Y es que el desprendimiento se produjo cuando pasaba el vehículo en el que viajaban las dos personas. Según avanza Catalunya Informació, las dos víctimas serían un matrimonio del pueblo de Sant Esteve de Sarga.

El desprendimiento ha impactado sobre la carretera LV-9124, a la altura del kilómetro 5, en el municipio pirenaico, y ha bloqueado por completo la vía

En declaraciones a Catalunya Informació, el alcalde de Castell de Mur daba por hecha la muerte de los dos ocupantes del vehículo, aunque los servicios de emergencia siguen trabajando para alcanzar los cuerpos: “He hablado personalmente con su hijo y parece clarísimo porque se han encontrado restos del coche arrastradas y destrozadas montaña abajo”.

Los Mossos recibieron el aviso a las 15:14 horas y hasta el lugar se desplazaron ocho dotaciones de los Mossos y una unidad de montaña de este cuerpo policial, cinco dotaciones de los Bomberos más un helicóptero con especialistas de montaña (GRAE), una unidad del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) y un geólogo del Instituto Cartográfico de Catalunya.

Vista aérea del desprendimiento en Sante Esteve de Sarga que podría haber sepultado a dos personas Vista aérea del desprendimiento en Sante Esteve de Sarga que podría haber sepultado a dos personas (BOMBERS DE LA GENERALITAT)

Los geólogos valoran la posibilidad de mover las rocas, ya que todavía existe riesgo de nuevos desprendimientos

.

Deja un comentario