Habitantes de la localidad de Santa Rosa, en el cantón Salinas de la provincia de Santa Elena; y de Bahía de Caráquez, en Manabí, todas en la costa Pacífico de Ecuador, se alarmaron al ver el mar retirarse más de 100 metros de la orilla.

Varias fotografías circularon en las redes sociales para atestiguar el fenómeno, al cual los usuarios asociaron con lo que ocurre antes de un tsunami.

En sus mensajes y publicaciones, consultaban sobre este suceso, que ha dejado al descubierto gran parte de las playas.

Sin embargo, el Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) descartó que se trate de un tsunami. En un comunicado explicó que hasta el viernes 5 de enero se experimentarán mareas de sicigia o aguajes, y es justamente esto lo que ha causado la retirada del mar.

“Del 2 al 5 de enero del 2018 se ha presentado un aguaje máximo que además ha coincidido con el perihelio (cuando la Tierra se encuentra más cerca del Sol). Esta coincidencia, además de factores oceanográficos y atmosféricos que han aportado a un decrecimiento del nivel de mar, hizo que en estos días se presente en algunos sectores del litoral un recogimiento del mar que no es usual”, reza el comunicado.

El texto señala que el fenómeno se produce en todo el litoral, pero “ha sido más evidente en las playas que presentan una pendiente poco pronunciada, tales como Santa Rosa y Bahía de Caráquez”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.