Registro en la casa del inductor del asesinato del concejal de IU de Llanes

[ad_1]

Los agentes se han llevado varias cajas con posibles pruebas que serán analizadas por si pudieran arrojar más luz sobre el crimen

La Guardia Civil ha rastreado este miércoles en busca de más pruebas la vivienda del presunto inductor del asesinato del concejal de Llanes Javier Ardines en la parroquia de Belmonte de Pría, situada en las proximidades de la del edil y de la zona en la que se cometió el crimen el pasado 16 de agosto.

Los agentes han trasladado a primera hora a Pedro L.N.A., que fue arrestado en la madrugada del martes en su casa de Amorebieta (Vizcaya) como presunto inductor del asesinato del que fuera su amigo, desde los calabozos de Llanes hasta su segunda residencia en esta parroquia llanisca.

El arrestado ha entrado en su vivienda, que dista cien metros del domicilio de víctima, acompañado de varios agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) sobre las 9:15 horas y lo ha hecho cabizbajo, ocultando su rostro con una capucha y sin inmutarse ante la presencia de un gran número de medios de comunicación.

Los agentes de la Guardia Civil han registrado durante casi dos horas en presencia del detenido las distintas estancias de la vivienda unifamiliar de dos plantas, incluidos el garaje y el porche.

Los investigadores se han llevado varias cajas con posibles pruebas que serán analizadas por si pudieran arrojar más luz sobre las circunstancias en las que se cometió un crimen que, según los investigadores, Pedro L.N.A. pudo encargar por celos a dos sicarios no profesionales de nacionalidad argelina con la ayuda de un conocido, todos ellos ya detenidos.

Al salir de la vivienda, custodiado por varios agentes, Pedro L.N.A., vestido con un plumas de color verde y de nuevo ocultando parcialmente su rostro con la capucha, ha mantenido la misma actitud y ha eludido responder a las preguntas de los periodistas.

Con gesto serio, ha agachado la cabeza y ha entrado en el coche policial que le trasladaba de nuevo a los calabozos a la espera de que pase, previsiblemente este jueves, a disposición judicial ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes, que lleva las diligencias y mantiene el secreto de las actuaciones.

Pedro L.N.A., casado con una prima de la mujer del edil, mantenía una estrecha amistad con la víctima forjada en sus estancias en su casa de Llanes, a la que acudía los fines de semana y en verano desde Amorebieta, situada a unos 200 kilómetros, aunque desde que se cometió el crimen no volvió a ser visto en la zona.

Fuentes cercanas a la investigación consideran que Pedro L.N.A. encargó la muerte de Ardines obsesionado por una posible relación con su mujer y se valió de la ayuda de un conocido, arrestado en Vizcaya al igual que uno de los dos argelinos implicados -uno de ellos, pendiente de extradición desde Suiza- y que, según las primeras hipótesis, serían los autores materiales del crimen.

El concejal asesinado se encontró con unas vallas poco después de salir de su casa sobre las 6:30 horas del pasado 16 de agosto para ir a faenar con su barco y, cuando se bajó de su furgoneta para retirarlas, fue atacado por varias personas con un objeto contundente con el que le golpearon en la cabeza y en la nuca.

Hasta ese camino rural de Belmonte de Pría también se han trasladado en las últimas horas perros especializados de la Unidad de Guías Caninos, claves para la resolución de casos en los que ha intervenido la UCO, como en la muerte de Diana Quer, entre otros.

Además de la declaración de los cuatro detenidos también está pendiente la reconstrucción del crimen del concejal de IU, entre otras diligencias, según han indicado fuentes de la investigación.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario