El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa (JxCat), ha visitado este miércoles en la cárcel de Neumünster (Alemania) al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont para “trasladarle el apoyo de la gente del país”.

En unas breves declaraciones a los medios antes de entrar al centro penitenciario, ha explicado que realiza “una visita de trabajo” después de que el martes se celebrara una cena de apoyo a Puigdemont en la misma localidad, situada en el estado norteño de Schleswig-Holstein, fronterizo con Dinamarca.

La mujer de Puigdemont, Marcela Topor, le visita en la cárcel alemana en la que permanece recluido

A la cena asistieron miembros de la ANC de Hamburgo así como la esposa de Puigdemont, Marcela Topor, y Josep Maria Matamala, amigo del expresidente que lo acompañaba cuando fue detenido en Alemania. Ambos han acudido a la prisión hacia las 12:00 del mediodía para visitar también al presidente cesado.

Topor acudió al centro penitenciario acompañada de Matamala, pero bajó de su automóvil sin hacer declaraciones y rodeada de numerosos representantes de los medios de comunicación que siguen a las puertas de la cárcel en espera de noticias. Agradeció no obstante las palabras de ánimos que le lanzó un seguidor del dirigente independentista que lleva días ante la prisión para mostrarle su solidaridad.

Tras salir de la visita a Puigdemont, Josep Costa, ha explicado que Puigdemont está “dispuesto” a seguir “representando” la presidencia de la Generalitat. Su encuentro ha durado más de dos horas y Costa ha asegurado que el líder de Junts per Catalunya es “optimista” con el tribunal alemán que debe decidir sobre su extradición. Explicó que Puigdemont tiene “confianza” que la justicia del país germano “tendrá en cuenta sus derechos, la escuchará y podrá ver en última instancia que esta es una causa política, dirigida por el gobierno español para reprimir la voluntad de los catalanes”.

Puigdemont confía en que la justicia alemana entenderá que se le quiere enjuiciar en España por una “causa política”

Según Costa, Puigdemont confía en que la justicia alemana entenderá que se le quiere enjuiciar en España por una “causa política”, tras lo cual ha transmitido que “el presidente no renunciará ni dará un paso atrás”.

Tras asegurar haberle visto “muy entero y determinado” a seguir con su “lucha política”, ha declinado entrar en detalles sobre cuál puede ser la estrategia de sus abogados frente a la petición de extradición emitida por España. Tampoco ha querido pronunciarse sobre las acciones de protesta convocadas por los Comités de Defensa de la República (CDR), si Puigdemont las respaldaba -”no hemos hablado de eso”, ha dicho- o si consideraba que podían perjudicar su defensa en Alemania. ”El presidente Puigdemont anima a todos los catalanes a participar en la gran manifestación del próximo día 15”, se ha limitado a comentar en relación a la movilización convocada en Catalunya.

Marcela Topor, esposa de Carles Puigdemont, acompañada de Josep Maria Matamalat, a las puertas de la cárcel de Neumünster. Marcela Topor, esposa de Carles Puigdemont, acompañada de Josep Maria Matamalat, a las puertas de la cárcel de Neumünster. (Carsten Rehder / AP)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.