Reacciones de indignación al conocerse que La Manada seguirá disfrutando de su libertad

[ad_1]

La Audiencia Provincial de Navarra ha decidido mantener en libertad provisional a los cinco miembros de La Manada, condenados a 9 años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento a una chica en los sanfermines de 2016, a la espera de que el Tribunal Supremo resuelva los recursos presentados por sus defensas. Las reacciones se han producido en cascada, especialmente porque los nueve años de cárcel son una condena lo suficientemente dura como para que haya que tener presente el riesgo de fuga. De hecho, el presidente del tribunal, compuesto por tres jueces, ha emitido un voto particular en el que no comparte los argumentos para descartar esa posibilidad.

La magistrada Raquel Fernandino y el juez Ricardo González se han posicionado a favor de la libertad de los encausados, mientras que el presidente de la sala José Francisco Cobo ha emitido un voto discrepante en el que asume la petición de la fiscalía y las acusaciones y pide prisión provisional comunicada y sin fianza. En su argumentación incide en que los aspectos apuntados de estabilidad domiciliaria de los procesados o su integración en su contexto familiar y convivencial extenso no permiten “conjurar eficazmente el riesgo” de que se sustraigan a la acción de la justicia, como tampoco el hecho de que hayan cumplido la obligaciones que les han sido impuestas.

En la mente de todos está además muy fresca la polémica que ha suscitado el caso de Eduardo Zaplana. Aunque se trata de delitos y causas muy distintas, es inevitable comparar la situación de libertad de cinco condenados por la justicia con la de un acusado que cumple prisión preventiva -aún no ha sido juzgado- y que sufre una grave enfermedad por la que hasta la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia ha recomendado su puesta en libertad.

Así las cosas, el abogado de la joven víctima de La Manada, Carlos Bacaicoa, considera “desacertado” el auto que mantiene en libertad a los cinco acusados y que está estudiando recurrir en súplica. El letrado espera que el Tribunal Supremo acabe reconociendo que lo que se produjo fue una “agresión sexual” y no un abuso, como se dice en la sentencia, pero avisa de que el pronunciamiento del alto tribunal puede demorarse. Además, la Audiencia de Navarra tiene que pronunciarse también sobre el delito contra la intimidad apreciado en la última resolución, y que podría incrementar las penas de los acusados. El abogado ha reconocido que “se sabía lo que iban a decidir dos magistrados, por lo que todo dependía de la magistrada Fernandino que fue quien en el momento de la excarcelación cambió de opinión de una manera sorprendente”.

“Acato pero no respeto. Qué barato sale la violación en grupo: fianza de 6.000 euros y libertad provisional. Mientras, su abogado en los platós de TV, pero sin la réplica de una jurista experta. #ViolenciaSexual”, ha escrito la secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, en su cuenta de Twitter.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha lamentado que los miembros de La Manada vayan a seguir en libertad y ha considerado que “no es comprensible”. En declaraciones a los medios en el Ministerio, Montero ha dicho que esta noticia se suma a la “tristeza” por el asesinato de una mujer en Laredo y ha asegurado que el Gobierno está comprometido con un cambio en la legislación para que no exista “interpretación posible” ante casos de agresión como el de La Manada, es decir, para que “no se ponga en cuestión” cuando una mujer niega su consentimiento y reconocerlo no dependa de una interpretación por parte de los jueces o los tribunales. Por eso, ha lamentado que en el caso de La Manada, los condenados por abusos sexuales con prevalimiento vayan a continuar en libertad por un “calificativo penal” después de que la víctima ha denunciado “que no se produjo consentimiento” y de que la sentencia demostrara determinados hechos probados.

El Gobierno de Navarra, que ejerce la acusación popular en el caso, sostiene en un comunicado que “no puede sino manifestar su absoluta discrepancia con la decisión de la sección segunda de la Audiencia Provincial Navarra por la que desestima la solicitud de ingreso en prisión de los acusados en la que considera agresión sexual en Sanfermines de 2016”. En este sentido, se reafirma en los motivos que fueron alegados por su asesoría jurídica en la vista celebrada el pasado 26 de diciembre para solicitar el ingreso en prisión, como son el riesgo de fuga y de reiteración delictiva. Además tiene en cuenta “la gravedad” de los hechos por los que fueron acusados, la pena de nueve años de prisión a la que fueron condenados, así como la propia sentencia de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra de 30 de noviembre del pasado año, confirmatoria en lo sustancial de la de la Audiencia Provincial.

También ejerce la acusación popular el Ayuntamiento de Pamplona que recurrirá el auto de la Audiencia de Navarra, tal y como ha anunciado el alcalde de la ciudad, Joseba Asiron, que ha mostrado su desacuerdo con la decisión de los jueces. El alcalde considera que este auto “ahonda en esa profunda brecha, a la que más de una vez nos hemos referido, que hay entre algunos sectores de la judicatura y la sociedad”. Se ha preguntado además por “el hecho de que ese carácter garantista” del auto, que no comparte, “no se aplique en cambio en otros casos bien cercanos, como puede ser “el caso de la sentencia de Alsasua”.

También la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha mostrado su pesar en Twitter tras la decisión de la Audiencia. Montero, que retomará sus obligaciones el 9 de noviembre tras la baja por maternidad, asegura que  “la decisión sobre La Manada indigna a la España feminista que no quiere nos maten ni nos violen por ser mujeres”. “La ONU insiste: con justicia patriarcal no hay igualdad”, continúa Montero antes de advertir que “lo que no hagan los jueces lo haremos las mujeres”.

Por cierto que Montero también prepara una movilización contra Vox para “decirles a los odiadores profesionales que ya no nos pueden parar”. En un artículo en Facebook, la portavoz podemita llama a “cientos de mujeres, pensionistas, militantes, activistas, trabajadoras, cuidadoras…” a concentrarse el próximo día 9 de enero a las 19 horas en la nave Terneras del Matadero de Madrid. La portavoz de Podemos, que sustituirá ahora a Pablo Iglesias en el Congreso mientras el líder del partido realiza su baja de paternidad, lamenta que “los odiadores profesionales han reaccionado violentamente ante el empuje democrático de España” y añade: “Los de siempre vienen a caballo a decirnos que la solución es odiar. Odiar a las mujeres, a quienes vienen de otro país, a quienes no aman como ellos creen que se debe amar. Serviles con los poderosos y agresivos y rabiosos con quienes consideran más débiles”.

En las redes, por otra parte, se han sucedido las reacciones de indignación nada más conocerse la decisión de la Audiencia Provincial de Navarra.

 



[ad_2]

Source link

Deja un comentario