Mariano Rajoy, se ha reunido esta mañana con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para valorar la situación política y hacer balance después de las elecciones catalanas de hace una semana en las que Ciutadans fue la fuerza más votada. Ambos mandatarios han coincidido “en la necesidad de que el futuro Govern respete la Constitución y cumpla las leyes democráticas con el objetivo de recuperar la normalidad democrática”, aseguran fuentes de la Moncloa. El encuentro ha durado una hora y media.

Rajoy y Rivera también acordaron retomar en breve las negociaciones para la aprobación de los presupuestos de 2018 así como la conveniencia de aprobar un nuevo sistema de financiación autonómica para dar solución a los problemas de las comunidades autónomas respecto al mantenimiento de los servicios públicos.

En esta última semana, desde el Partido Popular había habido reproches a Ciutadans por buscar aunar el voto útil del constitucionalismo y presiones a Inés Arrimadas para que tomara la iniciativa para intentar formar Govern o al menos liderar el Parlament desde la Mesa. Este jueves, Carlos Carrizosa, portavoz de la formación naranja en la cámara catalana ha reclamado la presidencia de la Mesa para su partido y ha reprochado a socialistas y populares sus pobres resultados el 21-D, que privan de mayoría en escaños a los partidos contrarios a la independencia.

“El PP no se ha tomado muy bien este resultado, y nos mira demasiado, también a nivel nacional. Nosotros no miramos a nuestros rivales. Durante la campaña nos atacó reiteradamente y éste son sus resultados”, ha apuntado Carrizosa, al tiempo que reclamaba al PP que dejara de culparles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.