La fecha es el 17 de enero de 2018. Este es el día elegido por el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, para constituir el Parlament de Catalunya resultante de las elecciones catalanas convocadas por él mismo el pasado 21 de diciembre. De esta forma, Rajoy anuncia también una ronda de encuentros con los “diferentes grupos políticos” para valorar los planes de constitución de un gobierno para la Generalitat catalana.

“No ha sido un año fácil. Ha sido extraordinariamente difícil con enorme tensión para todos”. Así ha arrancado Mariano Rajoy su balance de 2017 tras la reunión del consejo de Ministros del último viernes del año. El líder del ejecutivo ha señalado en su alegato inicial hacia la situación política en Catalunya, destacando que “hemos tenido que hacer frente a algo muy inusual y desestabilizador como una declaración unilateral de independencia de una región”.

155, garante de la legalidad

Ante lo que el presidente español ha descrito como “el mayor ataque a nuestra Constitución”, el ejecutivo central “ha aplicado por primera vez la ley para defender la ley y el orden constitucional, la convivencia y el bienestar de todos los catalanes y españoles”. Con la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna española, Rajoy afirma que “se ha demostrado la eficacia del imperio de la ley y la utilidad de la norma”.

Desde su púlpito en La Moncloa, Mariano Rajoy ha lanzado una advertencia para el próximo Govern. “Lo lógico y razonable sería no volver a poner a prueba” al Estado, refiriéndose a una posible vuelta al escenario de unilateralidad. El dirigente español ha reiterado que “España no puede ser chantajeada y Europa no dará ni reconocimiento ni legitimidad a quien rompa la ley, como se ha demostrado”.

“Se está gobernando razonablemente Catalunya”

Como resultante de las elecciones catalanas, Rajoy considera que los nuevos miembros del Govern de la Generalitat “no pueden alegar a una mayoría para seguir este camino”. “No caben más apelaciones a la ruptura ni a la ilegalidad, porque la ley no lo permitirá”, ha recalcado.

Para el próximo President, Rajoy pide “un gobierno capaz de dialogar y entenderse con todos los catalanes y con todos los españoles”. “Espero que podamos tener un Govern dedicado a revertir los graves consecuencias económicas que ha sufrido Catalunya, como la caída de la compraventa de viviendas o la huida de empresas”.

Esta situación, apunta el presidente del Gobierno, ha podido ser paliada “por la aplicación de 155”, que ha permitido que “se está gobernando razonablemente Catalunya” desde el ejecutivo central. “España tiene instrumentos para defenderse y así se ha recuperado la legalidad”.

Presidente por vía telemática

Ante la posibilidad abierta por Carles Puigdemont de presentarse a su investidura como President de la Generalitat por vías telemáticas desde Bruselas, Rajoy se ha mostrado tajante, afirmando que “es absurdo pretender ser presidente de una comunidad viviendo desde el extranjero. No tiene el más mínimo sentido, ya no político o jurídico, sino de sentido común”.

La posibilidad de que Inés Arrimadas, la líder de Ciutadans, busque una manera de convertirse en la primera presidenta de Catalunya, la ha desviado a su propio partido, que “ya sabe lo que debe hacer”. Rajoy, sin embargo, ha recordado que él habló “con Sánchez, con Rivera y con Iglesias” y no fue hasta que vio que “no tenía apoyos” cuando decidió no presentar su candidatura en primera instancia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.