La Guardia Civil cree que los empleados de la empresa funeraria El Salvador, de Valladolid, metían los cadáveres en cajas baratas antes de la cremación y revendían las caras

Quince personas han sido detenidas en Valladolid en una operación que la Policía Nacional y la Agencia Tributaria mantienen abierta por una supuesta estafa en la que, al parecer, empleados de la empresa funeraria El Salvador incineraban a los fallecidos en ataúdes más baratos que los adquiridos por las familias. Al parecer, aprovechaban la debilidad y la falta de atención de los allegados de los fallecidos en esos duros momentos antes de la cremación para dar el cambiazo y meter el cadáver en una caja barata, guardando la cara para revenderla.

La Delegación del Gobierno en Castilla y León ha confirmado esta operación que ha comenzado a las 8:00 horas de este jueves, mientras que fuentes del caso han informado  de que las actuaciones se están desarrollando en el tanatorio que la funeraria tiene en Valladolid, situado en el cementerio de El Carmen donde se encuentran más de una veintena de policías y miembros de la Agencia Tributaria.

Además, los agentes están realizando registros en las dependencias que la empresa tiene en la céntrica calle Angustias, en la capital, así como en otra en el municipio vallisoletano de Santovenia.

También se han producido registros domiciliarios simultáneos en las viviendas donde viven algunos de los detenidos, según han informado fuentes del caso.

La investigación, que trata de determinar si los empleados de la funeraria cambiaban los ataúdes comprados por los familiares por otros de menor precio en el momento de la incineración, se inició en 2017 aunque la operación y los registros han comenzado este jueves por la mañana, según las mismas fuentes, que han indicado que existe secreto de las actuaciones decretado por el juzgado que investiga el caso.

Al parecer, los empleados se dedicaban a reutilizar los ataúdes, incinerando a los fallecidos en féretros más baratos de los elegidos por las familias. Los investigadores no descartan tampoco que la empresa reutilizara las coronas de flores que se desechaban tras las incineraciones para otros velatorios.

En las inmediaciones del tanatorio El Salvador hay agentes y vehículos policiales, así como familiares de fallecidos que acuden a despedir a sus seres queridos.


Source link

Deja un comentario