Supervivientes 2018 ya ha regresado a la pequeña pantalla y con ello también las primeras polémicas. La convivencia no siempre es fácil, si no que se lo digan a los aventureros que se encuentran en Honduras, y el roce no siempre hace el cariño. Más bien al contrario. Esta realidad ha influido en todas las ediciones del reality. ¿Qué concursantes han dado más gritos?

Aída Nízar

Cuando se trata de polémica el término Aída Nízar siempre acaba asociado. La que fuese concursante de Gran Hermano también acudió a Honduras protagonizando uno de los momentos más tensos de la edición. La causa no fue otra sino dejar caer aspectos sobre el estado de salud de Ortega Cano a Rosa Benito, que no sabía nada del accidente que su marido había sufrido.

“No soy mala persona”, repetía la aventurera en conexión directa con Madrid, donde Jorge Javier Vázquez la llamó eso que “empieza por H y acaba por puta”. La madre de la concursante, en plató, salió a defender a su hija del insulto con las lágrimas en los ojos.

Mari Ángeles Delgado y Aída Nizar en Supervivientes. Mari Ángeles Delgado y Aída Nizar en Supervivientes. (Mediaset)

Alba Carrillo y Lucía Pariente

También la conexión madre-hija entre Alba Carrillo y Lucía Pariente tuvo lo suyo. El clan familiar llegó a la isla a medio camino entre el odio y el amor. Nada fuera de lo normal, vaya. Una circunstancia que cambió cuando Gloria Camila y Kiko entraron en escena, desarollando una enemistad que acabó en las manos.

Rafa Mora y Beatriz Trapote

No en las manos pero sí en los juzgados finalizó la antipatía que desarrollaron en la isla Rafa Mora y Beatriz Trapote. Hay que remontarse hasta el año 2010 para rememorar a esta pareja de concursantes de Supervivientes, pero merece la pena.

Su paso por el reality show evolucionó en un recorrido por los programas de Mediaset de la época llamándose de todo y recriminándose todo lo que habían vivido en Supervivientes. Al final ella denunció al ex tronista de Mujeres y hombres y viceversa (MYHYV) por insultos y la justicia le impuso una multa de 15.000 euros. Al menos así lo contó el propio Rafa Mora.

Rafa Mora y Beatriz Trapote discuten tras su paso por Supervivientes. Rafa Mora y Beatriz Trapote discuten tras su paso por Supervivientes. (Mediaset)

Nacho Vidal

Nacho Vidal casi se vuelve loco en la isla. El calor y la falta de comida transformaron al conocido actor porno en una versión nueva y diferente de sí mismo. Dicen que el hombre en las situaciones límites saca lo mejor de sí mismo, pero también lo peor. Si no que se lo digan a Rubén, a quien todavía le resonarán en el oído las palabras del catalán.

Rubén y Nacho discuten en Supervivientes. Rubén y Nacho discuten en Supervivientes. (Mediaset)

Leticia Sabater

Leticia Sabater llegó a la isla con dos estrategias muy diferenciadas. Por un lado, la polifacética presentadora fue a por todas y a por todos, cosa que no gustó a sus compañeros que pronto la desertaron del grupo. Por otro, buscó consuelo en un coco al más puro estilo Carmen Russo para avanzar en el concurso, aunque tampoco le salió.

Leticia Sabater en Supervivientes. Leticia Sabater en Supervivientes. (Mediaset)

Víctor Sandoval y Mila Ximénez

La de 2016 fue una temporada complicada en cuanto a roces se refiere. Mila Ximénez y Víctor Sandoval protagonizaron uno de los más fuertes llegando a ser comentado y recordado en varias ocasiones en Sálvame.

¿Veremos esta nueva edición de Supervivientes cruces de declaraciones como estos? Por el momento parece pronto, pero los aventureros del reality show de Telecinco ya empiezan a tener los primeros roces y quién sabe qué efectos puede provocar el hambre y el cansancio sobre ellos.

Mila Ximénez y Víctor Sandoval en Supervivientes. Mila Ximénez y Víctor Sandoval en Supervivientes. (Mediaset)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.