La plaza Espanya debe su nombre al proceso de españolización que la dictadura del general Miguel Primo de Rivera decidió imponer al proyecto de la Exposición Internacional de 1929. Por este motivo, la fuente que preside el centro de la plaza, concebida por Josep Maria Jujol, colaborador de Antoni Gaudí, fue finalmente un monumento a la raza hispana mediante una alegoría de España a través de un conjunto de símbolos que decoran la fuente. Sin embargo, un detalle escapa a esta profusión españolista. Se trata del acrónimo SPQB grabado al pie del monumento, que durante siglos identificó al Consell de Cent, la institución de gobierno de Barcelona abolida en 1714 por Felipe V.

SPQB significa Senatus Populusque Barcinonensis (Senado y Pueblo de Barcelona). El Consell de Cent lo adoptó inspirándose en el SPQR (Senatus Populusque Romanus) que identifica a la Roma clásica. De este modo, el gobierno barcelonés, que plasmó este acrónimo en la entrada del Saló de Cent, reivindicaba el origen romano de la ciudad.

Vista aérea de la plaza de Espanya de Barcelona. Vista aérea de la plaza de Espanya de Barcelona. (Ana Jiménez)

La inscripción SPQB puede leerse hasta en seis ocasiones alrededor de la base de la fuente. Es una especie de reivindicación en el monumento impuesto por Primo de Rivera, en el marco del proceso de españolización de la Exposición de 1929, que en su inicio Josep Puig i Cadafalch había impulsado con un marcado carácter catalanista. De ahí que la dictadura ordenara derribar las cuatro columnas proyectadas por el arquitecto y restituidas hace unos años presidiendo la avenida Maria Cristina. También fue el motivo por el que el Poble Espanyol acabó llamándose así.

La conocida como Font dels Tres Mars representa a España a través de los principales ríos que desembocan en los tres mares que rodean la península Ibérica, en un conjunto escultórico neoclásico dispuesto en una composición triangular. Así, el lado orientado hacia la Gran Via representa el río Ebro y el mar Mediterráneo. El que da a Maria Cristina son el Tajo y el Guadalquivir en su camino hacia el Atlántico. Finalmente, el lado orientado frente a Creu Coberta representa el Cantábrico.

Como colofón, un pebetero que en su origen simbolizaba el sacrificio permanente de España para defender la civilización. Todo según el ideario de la dictadura que dirigió los destinos del país durante casi la totalidad de la década de los años del 20 del pasado siglo y que fue una especie de precuela del franquismo. Es en este contexto que el SPQB del Consell de Cent adquiere un carácter reivindicativo

La fuente representa a España a través de los principales ríos que desembocan en los tres mares que rodean la península Ibérica

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.