En 2017, un término prácticamente desconocido hasta entonces se coló en la lista de las palabras más buscadas en Google a nivel mundial. Casi todo el mundo quería saber qué es un slime, cómo se hace, qué tipos hay, para qué sirve… Unos meses después, algunas escuelas de Málaga, la Comunidad Foral de Navarra y la OCU han alertado sobre los peligros de este producto casero tras aparecer varios casos de intoxicaciones.

La moda se ha extendido por las redes sociales como la pólvora. Youtube está repleto de tutoriales que enseñan la metodología más adecuada. Los productos utilizados son extremadamente variados y, algunos, conllevan niveles de peligrosidad muy elevados por el riesgo de provocado quemaduras en la piel o, si son ingeridos, problemas gastrointestinales.

La moda se ha extendido por las redes sociales como la pólvora

El slime, o moco de gorila, es una especia de masilla, un blandiblú (Blandi Blub) moderno y casero que se puede moldear y customizar a gusto del consumidor. El contacto con este tipo de productos suele provocar una reacción conocido como ASMR o respuesta sensorial meridiana autónoma. Es decir, un método de relajación sensorial.

Se pueden encontrar montones de recetas para fabricar esta masa. El problema es que algunas de estas fórmulas utilizan productos que, a largo plazo y en continuo contacto con la piel, pueden provocar irritación. Mezclar bórax (borato de sodio), un compuesto que se usa para hacer detergentes y pesticidas, con otras sustancias acostumbra a ser uno de los sistemas más utilizados.

El slime, o moco de gorila, es una especia de masilla, un blandiblú moderno y casero

Las denuncias en las redes sociales se multiplicaron por el peligro de este componente. Por eso aparecieron opciones alternativas con cola de pegar para niños, maicena… En el blog Kidsplaybox recomiendan semillas de psyllium (una planta que se usa en diferentes medicamentos) junto a un vaso de agua y algún colorante.

Little Bins for Little Hands propone utilizar cola blanca con almidón líquido y agua. Bien mezclado. Y se puede añadir purpurina para hacer que el slime quede más bonito. Hay una variante de esta fórmula que utiliza espuma de afeitar y líquido de lentillas (Slime flufly o esponjoso). También se puede usar detergente.

Que los niños manipular con sus manos el slime les puede ayuda a adquirir agilidad y destreza con sus dedos, a mejorar la motricidad fina y estimular la imaginación y la creatividad. Lo que es seguro, sin embargo, es que hay que tener mucho cuidado con los productos que se utilizan para producir este popular moco de gorila.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.