De vez en cuando, el expresident Jordi Pujol reflexiona sutilmente desde su Associació Serviol, donde publica escritos relacionados con la vida y a veces, con la actualidad social y política de Catalunya. En el sitio web de dicha asociación aparecen todos los documentos que el exdirigente tiene a bien publicar, entre los que destaca un vídeo reciente en el que rememora su producción literaria, en particular, el libro que escribió en prisión entre 1961 y 1962 ‘Des dels turons a l’altra banda del riu’ (escrits de presó)’

En el vídeo puede verse a un Jordi Pujol con buen aspecto en el que recuerda que el libro fue escrito durante su permanencia en la prisión de Torreros, en Zaragoza, después de ser condenado a siete años de cárcel por los sucesos del Palau de la Música de 1960, aunque sólo cumplió dos años y ocho meses, “después de años de agitación catalanista y una campaña contra el general Franco”.

El libro es “una reflexión sobre nuestro pueblo, nuestra generación y sobre mí mismo”, asegura, puesto que él proviene de una “familia demócrata, muy antifranquista y catalanista”. De hecho, Pujol se sentía “muy identificado con los expresidentes Prat de la Riba y Macià” y recuerda que por entonces todo se vivía “con espíritu de compromiso y aceptación del riesgo”, algo que inevitablemente, “lleva a la prisión”, admite.

Pero las circunstancias vividas le llevaron a “la reflexión de que para recuperar la democracia y el derecho de Catalunya al autogobierno, así como para asegurar su identidad y su cohesión, sería necesario un gran esfuerzo colectivo y una renovación de las ideas y de las actitudes”. De hecho, en el libro considera que sería necesaria “una nueva generación, un nuevo ejército, lo llamé”, recuerda.

Este ejército se tenía que “preparar mentalmente, espiritualmente”, y “prepararlo medio escondido, detrás de las colinas, y de un río”, en referencia a los que hay en Lleida, en el río Segre, “que nos protegen de la agresión del otro ejército que de momento es más potente y que tiene un espíritu y ánimo destructor”, concluye en el vídeo.

Deja un comentario