[ad_1]

Junts per Catalunya se ha querellado contra dos miembros de la Junta Electoral Central por el acuerdo que excluyó a Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí de la lista a las elecciones europeas. La candidatura apunta en concreto a Andrés Betancor y Carlos Vidal, designados a propuesta de Ciudadanos y PP respectivamente, por su presunto delito de prevaricación en el acuerdo tomado por siete miembros de la Junta el pasado 28 de abril y que fue enmendado por los tribunales, que permitieron la candidatura del expresident.

En la querella, la formación política acusa a Betancor y Vidal de vetar a Puigdemont como candidato no en base a razones legales sino por su «absoluta animadversión» al expresident y por una «persecución política en toda regla» contra el independentismo. Una «aplicación extravagante del Derecho» que, a criterio de JxCat, los dos vocales llevaron a cabo «conociendo que la jurisprudencia y la ley se lo impedía y conociendo» que el presidente de la Junta Electoral y otros vocales sí eran partidarios de que Puigdemont se pudiera presentar.

Betancor y Vidal, abunda JxCat, están «contaminados previamente por sus respectivas posiciones ideológicas y políticas» así como por su «cercanía» a PP y Ciudadanos, los partidos que los propusieron como vocales de la JEC y pidieron excluir a Carles Puigdemont.

En este sentido, la querella aporta un artículo de Betancor del año 2018 en el que el propio vocal reconocía que Puigdemont podía ser candidato a las elecciones pese a permanecer en Bélgica, por lo que exigía un cambio en la Ley Electoral para impedirlo. «Betancor era perfectamente consciente de que la legislación vigente no permite la exclusión del Sr. Puigdemont de un proceso electoral», señala la querella.

Remarca además la querella que la Junta no puso impedimento a que los presos soberanistas fueran candidatos a las generales, estando, igual que Puigdemont, procesados en el Supremo. Y pese a que los votos particulares del presidente de la JEC recordaron que «la situación de rebeldía penal no está incluida como causa de inelegibilidad», los dos querellados siguieron adelante, lo que a juicio de JxCat muestra el «carácter absolutamente discriminatorio y arbitrario» de su decisión.

Cabe recordar que el president de la Generalitat, Quim Torra, ya se querelló contra los miembros de la JEC que le obligaron a retirar los símbolos soberanistas de los edificios públicos.



[ad_2]

Source link