Junts per Catalunya y Carles Puigdemont han puesto sobre la mesa dos propuestas para que el expresidente sea investido de nuevo. El PDCat no acaba de ver claros estos planteamientos, mientras que en ERC aún los están valorando. Puigdemont se aferra al poder y quiere una investidura telemática vía Skype o bien una delegada, es decir, que otro diputado de su formación lea su discurso.

Según ha podido saber La Vanguardia, ahora la pelota está en el tejado de Esquera tras la última reunión mantenida en Bruselas con Puigdemont. La formación de Oriol Junqueras no quiere precipitarse y va a estudiar con sus servicios jurídicos si las propuestas de JxCat son viables.

En dicha reunión entre el bloque independentista también se habló de una tercera propuesta: si el Estado bloquea la mayoría soberanista e impide que haya una Mesa del Parlament que refleje la composición real del Pleno, se bloqueará el Parlament a través de la ausencia de los diputados independentistas. Esto, según los artículos 89 y 90 del Reglamento, impediría que hubiera el quórum suficiente para que los acuerdos fueran válidos. Aunque se trata de una interpretación que podría ser cuestionada y tumbada rápidamente, según la mayoría de los juristas.

La vía que más gusta a JxCat es la investidura delegada

Para la investidura por videoconferencia, la Mesa tendría que habilitar la intervención virtual de Carles Puigdemont. No hay ningún artículo específico del Reglamento que lo impida. Los juristas avisan que estos sería cuestionable por el Tribunal Constitucional por sus usos y costumbres.

En el PDEcat no ven claras estas propuestas y algunos como Lluís Corominas o Ferran Mascarell han hecho saber que la idea de “Puigdemont o elecciones” no merece la pena. A su juicio, lo más importante debería ser retener el Govern y no quién lo lidere.

Puigdemont preferiría la investidura delegada antes que la telemática Puigdemont preferiría la investidura delegada antes que la telemática (Stephanie Lecocq / EFE)

Según ha podido saber este diario, en los planes de Puigdemont se incluye ceder a ERC la presidencia del Parlament, aunque si ellos lo rechazan optará por elegir él mismo a algún candidato independiente de su lista para que desobedezca. De las ideas planteadas en la reunión de Bruselas la que más gusta al JxCat es la vía de la investidura delegada – recogida en el artículo 83.2 del Reglamento-, aunque dependerá de lo que elija ERC.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.