El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha lamentado este miércoles que la Unión Europea (UE) mantenga el apoyo “incondicionalmente” al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras las elecciones del 21 de diciembre.

En un artículo en el medio estadounidense ‘Politico‘ bajo el título “Cataluña no será silenciada“, Puigdemontavisa de que este apoyo a la estrategia del Gobierno central con Cataluña “no ayuda a resolver un problema que es real, que está escalando y que no desaparecerá con porras, encarcelamiento, exilios y prohibiciones”.

El cesado presidentdefiende que el independentismo ha ganado los comicios –ganó Cs aunque hay mayoría de diputados independentistas en la Cámara– y critica que el Gobierno central “aparentemente” no ha aceptado este resultado y no ha cambiado su discurso hacia Cataluña.

El candidato a la Presidencia de la Generalitat por JuntsxCat lamenta que los líderes europeos mantengan el silencio hacia la situación en Cataluña y la estrategia de Rajoy: “Ya no nos sorprende, pero estamos decepcionados”.

Negociación

Puigdemont pide una solución dialogada a la situación en Cataluña y que el Gobierno central acepte que negociar no es un “síntoma de debilidad y cobardía”, sino un signo de fortaleza que debe exhibirse en cualquier democracia.

“En la cultura política española, la fuerza y la imposición han dominado demasiado, y esto probablemente todavía sigue confundiendo las mentes de su élite –políticos y medios de comunicación–“, ha zanjado el líder soberanista, que actualmente reside en Bélgica.

Insiste en que la situación política en Cataluña puede solucionarse siempre que el Gobierno central entienda que lo que se necesita es “diálogo, negociación y pacto” sobre que los catalanes puedan decir qué relación quieren tener con el resto de España.

“Ratificación” del 1 de octubre

El expresidente reivindica el referéndum del 1 de octubre y asegura que las elecciones catalanas han servido para ratificar aquella votación, ya que en ambos casos los votos independentistas han superado los dos millones de papeletas.

Teniendo en cuenta los votos de la consulta y los votos de las elecciones, Puigdemont ve demostrado que quedan desmentidas dos tesis: que el sentimiento proindependencia está decreciendo y que se ha convertido en minoritario: “Falso”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.