El expresident de la Generalitat Carles Puigdemont no tiene la intención de huir de Alemania si la justicia de esta país le permite finalmente salir de la prisión en la que se encuentra de forma preventiva hasta que el juez provincial de Neumünster decida sobre su extradición.

En una entrevista con los diputados del partido Die Linke Zaklin Nastic y Diether Dehm realizada el domingo en la cárcel de la región alemana y difundida este martes en weltnetzTV, el presidente cesado asegura que “si la justicia alemana me dice que puedo salir de la cárcel, pero tengo que quedarme en el país, me quedaré. Por supuesto que no me escaparé”. En este sentido, ha dicho que debe respetar la decisión de las autoridades alemanas.

En la entrevista de recogida por Europa Press, Puigdemont defiende en inglés ser un progresista y estar contra la violencia y contra cualquier tipo de discriminación y explica a los diputados el caso del expresidente de la Generalitat Lluís Companys, además de criticar la ausencia de separación de poderes en España.

Las declaraciones del expresident están vinculadas al hecho de que esté buscando residencia en Alemania, tal y como anunció su abogado español, Jaume Alonso Cuevillas. El letrado comenta que la decisión de la Fiscalía alemana de solicitar su extradición a España “era la esperada”, y para quitarle hierro alega que “habría sido verdaderamente excepcional que la Fiscalía no admitiera ni a trámite la petición”. En todo caso, Cuevillas señala que el próximo paso es iniciar el proceso judicial “donde ya podremos hacer alegaciones”, recuerda, y que están trabajando para que Puigdemont tenga “residencia conocida” en Alemania.

Puigdemont defiende en la entrevista que ha sido elegido por el pueblo catalán y que está llevando a cabo el programa electoral por el que se le votó: “Hago mi trabajo, no es un crimen”, y ha defendido que no hay ni una sola prueba de que se haya gastado dinero público en la convocatoria del referéndum soberanista del 1 de octubre.

En este sentido, comenta que “no me estoy defendiendo a mí mismo, sino que represento a una institución muy antigua”. En el audio también deja claro que su viaje por carretera desde Finlandia tenía como objetivo “volver a Bélgica” y entregarse a “la justicia belga” después de que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, activara la euroorden de detención contra él y el resto de dirigentes independentistas huidos al extranjero.

Puigdemont también opina sobre las protestas en Catalunya posteriores a su encarcelamiento, de las que dice estar muy orgulloso: “Estoy muy orgulloso de la reacción del pueblo de Catalunya, es muy democrática”.

Deja un comentario