El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha criticado la decisión del Tribunal Supremo de mantener la cárcel preventiva al líder de ERC, Oriol Junqueras, y ha lamentado que sigan habiendo cuatro líderes soberanistas en prisión: “Ya no son presos políticos, son rehenes”.

En un apunte en Twitter tras conocerse la decisión del Alto Tribunal, Puigdemont asegura que el independentismo siempre ha apostado por la “vía pacífica” y que la única respuesta que ha encontrado es la cárcel para sus dirigentes.

“Las urnas han hablado tres veces inequívocamente. Pese a esto, Junqueras está retenido en Estremera. Y los Jordis. Y Quim”, lamenta el también líder de JuntsxCat, en Bélgica desde finales de octubre.

Puigdemont señala que “hay un conflicto a resolver entre Cataluña y España” y lamenta que solo la parte catalana ha apostado por el diálogo para tratar de resolverlo.

Siguen en prisión preventiva, aparte de Junqueras, el exconsejero de Interior, Joaquim Forn; el número dos de JuntsxCat, Jordi Sànchez, y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.