Nuevo artículo de Carles Puigdemont en la prensa internacional. Esta vez, el ex presidente catalán y aspirante a volver a ser investido ha escrito para la edición europea de Político, donde ha pedido de nuevo más implicación de los líderes de la UE en el llamado problema catalán y también al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que se siente a negociar posibles soluciones.

Bajo el significativo título de Catalonia won’t be silenced (“Catalunya no será silenciada”), el artículo se dirige tanto a los líderes europeos para lamentar que sigan “callados” ante la situación catalana. “Algunos de los líderes de Europa pueden seguir callando frente a un gobierno que aparentemente no acepta los resultados de una elección. Ya no nos sorprende, pero estamos decepcionados”, subraya el president cesado, que añade que “situarse del lado del Gobierno español incondicionalmente” no contribuye a “resolver un problema” que “es real, está escalando y no desaparecerá con golpes de porra, encarcelamientos, exilios y prohibiciones”.

Algunos de los líderes de Europa pueden seguir callando frente a un gobierno que aparentemente no acepta los resultados de una elección. Ya no nos sorprende, pero estamos decepcionados”

Carles Puigdemont

Presidente de la Generalitat

También se dirige al Gobierno español para volver a pedir una negociación. “Negociar no es un signo de debilidad o cobardía, sino más bien una gran fortaleza de la democracia”, enfatiza Puigdemont, que añade que en la cultura política española “han dominado demasiado” la “fuerza” y la “imposición”. Por eso, llama a que se entienda en Madrid que “ese no es el camino” y que haya que evitar que se “envenene la situación”. “Lo que se necesita es diálogo, negociación y acuerdo sobre la futura relación que los catalanes queremos tener con España, basada en el respeto, el reconocimiento, la cooperación y la igualdad”, concluye.

El resto del artículo sirve a Puigdemont para afianzarse en su interpretación de los resultados de las elecciones del pasado 21-D. A su juicio, estos demuestran que “el sentimiento favorable a la independencia se ha consolidado y sigue creciendo”, y además sirven como “ratificación” de “los resultados del 1-O”. Por todo ello, los resultados son una “refutación total de la tesis del Estado español”, añade.

Puigdemont sigue tratando de influir entre los medios de comunicación europeos desde Bruselas Puigdemont sigue tratando de influir entre los medios de comunicación europeos desde Bruselas (José Soler / ACN)

También ha puesto en valor los resultados dadas las extraordinarias circunstancias con las que los independentistas han concurrido a las elecciones, de manera que Puigdemont ha vuelto a recordar su “exilio” o el encarcelamiento de miembros de su Govern. Asimismo, ha denunciado que el independentismo ha sido tratado por “el aparato estatal” y algunos medios de comunicación como “una ideología peligrosa”, que ha habido intentos de “censura” y que los partidos contrarios a la independencia han contado con importantes “recursos materiales y económicos” en sus respectivas campañas.

Puigdemont lamenta que tres semanas después de las elecciones, el Gobierno español sea “reacio” a reconocer “la derrota de su estrategia represiva” y que mantenga vigente la suspensión de la autonomía y el cese del Govern. Y finalmente denuncia que Rajoy no haya abierto “ni un solo canal de diálogo con la mayoría parlamentaria que apoya al actual Govern”.

Los resultados del 21-D son una refutación total de la tesis que el Estado español: el sentimiento proindependentista disminuye (falso) y representa a una minoría (falso)”

C. Puigdemont

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.