El uso de la bicicleta ha experimentado una auténtica eclosión en España los últimos años. Según el Barómetro de la Bicicleta en España, elaborado por la Red de Ciudades por la Bicicleta y la Dirección General de Tráfico (DGT), 19 millones de españoles utilizan ya la bicicleta. En los últimos ocho años, el número de usuarios ha crecido en 3,5 millones de personas.  El despliegue de los carriles bici en las principales ciudades del Estado ha sido el factor determinante que explica esta utilización masiva. Hoy, 19 de abril, se celebra el Día Mundial de este vehículo no contaminante y cuyo uso es un hábito saludable.

No obstante, la convivencia de bicicletas, motos, coches y peatones en los núcleos urbanos no ha sido fácil y ha generado un aumento de los accidentes de tránsito en las que se han visto implicadas las bicicletas. Según dicho barómetro, el 14,3% de los ciclistas ha sufrido un accidente en los últimos 5 años. Sin embargo, las estadísticas oficiales relativas a los accidentes de tráfico son más contundentes: en el período 2007-2016, 47.574 ciclistas han estado implicados en incidentes leves o graves, de los cuales 656 fallecieron. Sólo en el año 2016, 67 ciclistas murieron y 7.371 sufrieron heridas en mayor o menor grado en accidentes de tráfico.

Las causas que explican esta tendencia alcista son variadas. El Centro de Estudios Ponle Freno-AXA de Seguridad Vial del año 2013 identificó los dos grandes riesgos que corrían los ciclistas. Por un lado, 1 de cada 5 conductores no respeta la distancia de seguridad en los adelantamientos a los ciclistas y, por otro, el riego se multiplica en las rotondas.

Muchos usuarios de este medio de transporte ignoran que es muy probable que dispongan de un seguro que cubra este tipo de imprevistos, en mayor o menor medida. Recordemos que al tratarse de un vehículo sin motor no es obligatorio contar con una póliza de seguros.

Ofrecemos algunos aspectos clave que todo usuario de la bicicleta ha de tener en cuenta:

  1. Si disponemos de un seguro de hogar es muy probable que sus garantías cubran tanto la responsabilidad civil como la defensa jurídica. Los expertos de Das Seguros recomiendan revisar la póliza del seguro de hogar para ver que coberturas ofrece al respecto de la  bicicleta. Probablemente, queden recogidos los posibles gastos o juicios derivados, aunque no dispongamos de una póliza específica. En caso de robo, el seguro del hogar se hará cargo de la compensación si la sustracción si se produce en nuestra casa, incluido el patio y el jardín.
  2. Si formamos parte de una federación o asociación ciclista ambas entidades disponen de un seguro que da respuesta ante eventuales incidencias.
  3. Si participamos en un evento deportivo éste será el encargado de responder por nosotros tanto si sufrimos como si provocamos un accidente. Tengamos o no un seguro por nuestra cuenta.

Ante esta realidad hay aseguradores que ofrecen un producto específico en caso de accidente o de robo de la bicicleta.

Deja un comentario