PSOE y PSC tienen claro, al menos en esta campaña, que pactar con ERC no entra en sus planes. Miquel Iceta insiste en que sus votos no servirán para dar el Gobierno a un independentista pero también descarta que pueda haber un acuerdo de izquierdas, que pase por ERC y los ‘comunes’, para gobernar Catalunya. En Ferraz coinciden en que no puede darse ese pacto a pesar de que la mayoría de los votantes del PSC lo avalan

Las encuestas pronostican una gobernabilidad complicada en Catalunya. Los tres partidos independentistas que llegaron a un acuerdo tres las elecciones de 2015 no sumarían la mayoría suficiente, según dibujan los sondeos, aunque esas fuerzas aún no dan por perdidos los 68 escaños necesarios. Pero el otro bloque tampoco conseguiría respaldo para lograr una investidura por los vetos cruzados entre las distintas fuerzas. La posibilidad de una repetición de comicios planea en la política catalana.

Cada partido baraja una fórmula diferente para conseguir un gobierno. Ciudadanos, que da por hecho será la fuerza más votada del bloque constitucionalista, quiere el apoyo del PSC y el PP y apela a los ‘comunes’. Sin embargo, Miquel Iceta ha asegurado que no dará su apoyo a Inés Arrimadas porque considera que no es la solución que necesita Catalunya. Catalunya En Comú Podem se niega a prestar sus votos para investir una fórmula en la que participen Ciudadanos y PP –por mucho que el aspirante a presidente fuera el socialista–.

La fórmula de los ‘comunes’ es un gobierno de izquierdas a partir del apoyo de ERC, PSC y Catalunya En Comú Podem. Es la  alternativa preferida para un 65% de los votantes de la candidatura que encabeza Xavier Domènech. Sin embargo, además de necesitar el aval de otra fuerza (la CUP, por ejemplo), según las encuestas, es una fórmula que rechazan tanto ERC como PSC. 

La respuesta que más veces ha respondido Iceta durante este periodo preelectoral ha sido la posibilidad de un entendimiento con ERC. Primero lanzó balones fuera asegurando que no iba a impedir a nadie que le apoyara para ser presidente, pero cada vez ha ido dejando más claro que el PSC no pactará con ERC. “Imposible, que no cuenten con nosotros para ese viaje. Ya hemos tenido demasiada montaña rusa”, dijo en una entrevista en Más Vale Tarde (La Sexta)

En una entrevista en RAC 1 incidió en esa idea al mostrarse compresivo con la idea de los ‘comunes’ como intento de salir de la dinámica de bloques, pero la rechazó: “T anto los unos como los otros ya hemos dicho que no”. “Que mande el que quede el último seria raro”, dijo en referencia a la posibilidad de que el candidato que aspirara a la presidencia fuera Domènech

El mismo rechazo muestran en el PSOE. Fuentes de la dirección de Pedro Sánchez aseguran que el PSC no llegará a ningún entendimiento con ERC, un partido al que han acusado de ser “tóxico”. Los socialistas no tienen buen recuerdo del tripartito del que también formaba parte ICV y no tienen ningún interés en reeditarlo. Además, muchas federaciones ven que sería contraproducente en territorios en los que los socialistas sí han logrado mantener el poder. 

El ‘no’ se mantiene a pesar de que una mayoría de los votantes del PSC declara su preferencia por un gobierno de izquierdas en Catalunya articulado en torno a Iceta, ERC y los ‘comunes’, según recoge una encuesta de Celeste-Tel para eldiario.es. Preguntados directamente por este sondeo, que señala que el 53,3% de los votantes del PSC prefiere esa opción, en Ferraz mantienen su ‘no’. 

La puerta a que los socialistas se entiendan con ERC si renuncia a la independencia la ha mantenido abierta Carlos Jiménez Villarejo, el exfiscal Anticorrupción que fue eurodiputado con Podemos y ahora cierra la lista del PSC por Barcelona:  “Si estos partidos, o alguno de ellos, en concreto ERC, se replantara la perspectiva de la llamada vía unilateral y optara por la solución pactada, podría haber diálogo”, ha expresado en una rueda de prensa convocada para manifestar su apoyo a Iceta. 

Los socialistas, no obstante, aspiran a que Iceta sea presidente con el apoyo de Ciudadanos (aunque quede por delante), PP y los ‘comunes’. Rajoy ha mostrado su disposición a apoyar al socialista si Arrimadas no logra el respaldo necesario en el Parlament para sacar adelante la investidura. Catalunya En Comú Podem rechaza esa ecuación si parte de un acuerdo político con el partido de Albert Rivera –como sucedió en la investidura fallida de Pedro Sánchez–. El respaldo de los votante socialistas es menor para esa opción: un 42% de los electores del PSC apuestan por esa vía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.