Los grupos parlamentarios de PSC y Cs han presentado este viernes sus respectivas peticiones de informe de los letrados del Parlament para que aclare si es posible una investidura del nuevo president de la Generalitat a distancia, tal y como pretende Junts per Catalunya (JxCat) con Carles Puigdemont.

Las respectivas instancias han sido inscritas en el registro de la cámara catalana y van dirigidas a la presidenta de la cámara y de la Diputación Permanente, Carme Forcadell. En el trasfondo planea el informe del Gobierno central que señala la imposibilidad de que el candidato a la presidencia sea investido si no es de manera presencial, asistiendo personalmente al pleno y al debate de investidura, así como la expresión publicada de los letrados que, en varias reuniones de trabajo internas habrían analizado la cuestión y habrían concluido que la pretensión de JxCat es inviable.

El dictamen de los letrados no es vinculante, por lo que la investidura a distancia se podría llevar adelanta contraviniendo la opinión de los juristas del Parlament

Aunque la reclamación de informes de ambos partidos tiene que recibir en última instancia la aceptación de Carme Forcadell, ambos grupos demandantes recuerdan que han sido muchas las peticiones de informes que en la pasada legislatura se trasladaron a la presidencia de la cámara y que fueron rechazadas. En todo caso, hay que tener en cuenta que el dictamen de los letrados no es vinculante, tal y como se ha encargado de señalar Forcadell este viernes, y que la investidura a distancia se podría llevar adelanta contraviniendo la opinión de los juristas del Parlament, ante lo cual los partidos y el Gobierno central ya preparan una respuesta en forma de impugnación ante el Tribunal Constitucional.

El primer grupo parlamentario en presentar petición de informe a los letrados ha sido el PSC, mediante una reclamación “urgente”. En ella se alude a la “excepcionalidad de los supuestos que se prevé que se produzcan tanto en la sesión de la constitución del Parlament como la de Investidura” y alega “el eco mediático producido respecto a las opciones para investir presidente a un diputado del que hipotéticamente se prevé que no asista”.

La reclamación “urgente” del PSC para el informe de los letrados de la cámara va dirigido a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell

La reclamación insta a que los letrados se pronuncien sobre tres cuestiones: primero, sobre los “efectos jurídicos de la no asistencia de algunos de los diputados y diputadas a la sesión constitutiva del Parlament convocada para el próximo 17 de enero”; segundo, sobre los “efectos jurídicos y posibilidad de proponer, por parte del presidente o presidenta del Parlament, un candidato o una candidata a la presidencia que no se encuentre en ese momento físicamente en el hemiciclo”. Y tercero, sobre los “efectos Jurídicos y posibilidad de realizar la presentación del programa de gobierno por parte del candidato o candidata propuesto para la presidencia de manera no presencial y de debatirlo con los grupos”.

A renglón de este último asunto, el PSC quiere que los letrados hagan una valoración de todos estos supuestos así como del uso de la palabra por parte de un diputado con derecho a voz en la cámara por cualquier otro del grupo.

La formación naranja pide a la presidenta de la cámara que los letrados se pronuncien sobre un buen número de supuestos

Ciutadans por su parte, ha presentado su reclamación de informe a primer ahora de la tarde. En una petición más extensa que la de los socialistas, la formación naranja pide a la presidenta de la cámara que los letrados se pronuncien sobre un buen número de supuestos.

En primer lugar, sobre el “incumplimiento del deber de asistencia” a las sesiones, debates y votaciones de las personas electas, “en especial”, sobre “la inasistencia a la sesión constitutiva y, en su caso, sesiones de investidura”. En segundo lugar, del incumplimiento “del deber de asistencia física “del diputado propuesto por el presidente del Parlament al específico debate de investidura”. en tercer lugar, sobre el deber de “sustanciar en el pleno el deber de presentar presencial, inmediata, simultáneamente y, en unidad de acto, el programa de gobierno” por parte del candidato. Y en cuarto lugar, “de los acuerdos, vías de hecho o decisiones de los órganos o autoridades del Parlament que implicasen la exención del deber de asistencia física”.

Cs cuestiona que se pueda usar el turno de palabra por parte de JxCat para hacer que otro diputado pueda intervenir en algo “personalísimo” como la investidura del president

Cs también pide que los letrados se pronuncien sobre la posible de proclamación como investido de un diputado sin que cumpla con los requisitos y condiciones para participar en un debate de investidura, así como sobre una cuestión de orden en el día del pleno. La formación cuestiona que se pueda usar el turno de palabra por parte de JxCat para hacer que otro diputado pueda intervenir en algo “personalísimo” como la investidura del president. Por eso requieren que los letrados aclares si el artículo 81 del reglamento del Parlament (que regula los turnos de intervención en cualquier debate) se puede esgrimir para lo que pretende Puigdemont.

Por último, también pretenden que el informe tenga en cuenta la posible delegación de voto, no solo de intervención, que consideran un “mecanismo excepcional, no libremente disponible, discrecional o alternativo a todas las formas reglamentariamente previstas de voto”, para que no pueda usarse en el caso de la sesión de investidura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.