El PSC y Cs están dispuestos a reclamar en la cámara catalana que los letrados del Parlament emitan el informe en el que, según ha adelantado este jueves La Vanguardia, se mostrarían contrarios a que el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pueda ser investido de manera telemática o por delegación, a distancia en cualquier caso. Los letrados del Parlament celebraron ayer una nueva reunión de trabajo en el que es­tudian todos los escenarios posibles que pueda plantear Puigdemont para optar a la reinvestidura desde Bruselas y la unanimidad es total a la hora de defender que la investidura del presidente de la Generalitat debe ser presencial. Ante este hecho, los principales grupos que se configurarán como oposición en el nuevo Parlament, quieren que la cámara de el visto bueno para que los letrados emitan el informe, incluso antes de que se lleve a cabo la constitución del hemiciclo el próximo 17 de enero.

Así lo han señalado la portavoz del grupo parlamentario del PSC, Eva Granados, y la líder de Cs, Inés Arrimadas, en sendas comparecencias en el Parlament. La socialista ha sido didáctica a la hora de anunciar que quieren valorar cuándo piden el informe, aunque ha dejado claro que “lo más efectivo es tener cuanto antes el criterio jurídico”, máxime cuando hay debate en los medios sobre una eventual investidura a distancia de Puigdemont.

“Lo más efectivo es tener cuanto antes el criterio jurídico”, máxime cuando hay debate en los medios sobre una eventual investidura a distancia de Puigdemont

Granados ha señalado que la petición del informe puede realizarse antes de la constitución del Parlament si un grupo parlamentario lo solicita a la Mesa de la Diputación Permanente o a la presidenta del Parlament. Este informe previo al día 17 permitiría a los diputados y a los ciudadanos poder “pasar pantalla” y centrar la atención en “lo que quieren hacer”.

También desde Cs, Inés Arrimadas ha garantizado que su formación pedirá “todos los informes que sean necesarios” para dejar claro que el procedimiento está fuera del reglamento parlamentario, pero ha querido resaltar que resulta evidente que no es posible una investidura a distancia. “Está claro y es de sentido común”, ha zanjado.

Este informe previo al día 17 permitiría a los diputados y a los ciudadanos poder “pasar pantalla” y centrar la atención en “lo que quieren hacer”

Según la dirigente socialista, los letrados deberían pronunciarse sobre tres cuestiones: la delegación del voto, que ya es importante para sesión constitutiva; el tema de la ‘teleinvestidura’, que sí podría analizarse después de la sesión constitutiva del Parlament, y las mayorías necesarias para la sesión constitutiva. Sobre este último asunto, la portavoz ha defendido que el pleno constitutivo tiene una reglamentación específica y que con los presentes ese día en la cámara “hay suficiente” para constituirla. “Una mayoría de diputados no pueden impedir el normal funcionamiento de las instituciones”, ha zanjado.

En todo caso, Granados ha recordado que la reclamación de un informe por parte de un grupo parlamentario no implica que quienes tienen la capacidad para reclamarlo a los letrados finalmente (la Mesa del Parlament o la presidenta) lo vayan a facilitar. “He pedido muchos y se me han denegado todos y por tanto alguien, ni que sea la presidenta del Parlament o la Mesa, por una vez nos deberá decir que sí”, ha instado.

La petición del informe incluso podría pedirse el mismo día de la constitución de la cámara, al presidente de la Mesa de Edad

La petición del informe incluso podría pedirse el mismo día de la constitución de la cámara, al presidente de la Mesa de Edad, ha asegurado, pero la posibilidad de que ese informe vea la luz dependerá de su voluntad.

Pero ahora es más que probable que el informe pueda ver la luz teniendo en cuenta que ERC ha asegurado que no vería mal conocer la opinión de los servicios jurídicos de la cámara y que, de hecho, los propios expertos juristas republicanos tienen previsto analizar las posibilidades de una investidura de esta guisa. “Nos alegramos y nos sorprende que ahora ERC quiera conocer” la opinión jurídica de los letrados del Parlament, “cosa que da cuenta de que el acuerdo con JxCat es poco sólido, por no decir líquido”, ha arremetido Granados.

Desde el PSC han consultado con expertos juristas y con profesores universitarios sobre las posibilidades de que el reglamento acoja la pretensión de Puigdemont para ser investido, y por “unanimidad” la han descartado. “Tendrá que estar en salón de sesiones y tendrá que dirigirse a los diputados desde el atril o desde su escaño”, ha asegurado, porque “en derecho público hay vinculación positiva y aquello que no está previsto no se puede hacer, a diferencia de lo que ocurre en derecho privado, donde hay una vinculación negativa”, ha alegado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.