Para dar el “sí, quiero” al príncipe Harry, Meghan Markle primero necesita dar otro “sí, quiero” en clave de ficción. Nos referimos a la boda que el próximo miércoles tiene previsto protagonizar en televisión cuando se despida de forma definitiva de Suits y de su personaje de Rachel Zane que la llevó a la fama, y del que ya tenemos imágenes.

Los fans de Suits ya se pueden imaginar por donde van los tiros. Si en la vida real esta actriz nacida en Los Angeles se ha enamorado de un príncipe británico por el que piensa renunciar a su carrera en el mundo del cine (en la historia monárquica más hollywoodiense desde Grace Kelly), en la ficción el hombre de su vida es Mike Ross (Patrick J. Adams) con el que tontea delante de las cámaras desde 2011.

Este enlace, que conste, no significa que Suits tenga los días contados. El creador Aaron Korsch, cuando supo que Markle salía con el príncipe Harry antes incluso que las revistas, ya empezó a planificar la marcha de la actriz y también de Patrick J. Adams, que aprovechará para embarcarse en nuevos proyectos profesionales. En esta línea, se han introducido nuevos personajes como Samantha Wheeler, una nueva socia del bufete interpretada por la mediática Katherine Heigl (Anatomía de Grey, 27 vestidos), una novia de América caída en desgracia.

La serie ya ha sido renovada por una octava temporada y, de hecho, el canal estadounidense USA Network incluso ha dado luz verde a un spin-off encabezado por Gina Torres, que retomará el papel de Jessica Pearson para mostrar su nueva vida en los círculos de influencia de Chicago.

La serie ha sido renovada por una octava temporada sin la presencia de Markle y Adams

Deja un comentario