Presentan una demanda contra Google por “discriminar a hombres blancos conservadores”

James Damore, un exempleado de Google que fue despedido en agosto de 2017, presentó una demanda colectiva contra la compañía en el Tribunal Superior de Santa Clara, California (EE.UU.), en la que acusa al gigante tecnológico de discriminar a sus empleados masculinos por sus opiniones políticas, su género y su raza.

El demandante había publicado en ese mes un manifiesto sexista en un foro interno de mensajes de Google, en el que argumentó que las mujeres no avanzan en la tecnología “debido a causas biológicas y estas diferencias pueden explicar por qué no vemos igual representación de mujeres en tecnología y liderazgo“. 

En concreto, el motivo que lo llevó a presentar la querella fue que, según él, Google discrimina injustamente a los hombres blancos cuyos puntos de vista políticos son impopulares a juicio de sus ejecutivos, informó el portal TechCrunch.

Damore no está solo en esta aventura judicial: se le sumó David Gudeman, un antiguo ingeniero de Google, quien trabajó en la compañía en un motor de consulta y ahora se desempeña por cuenta propia.

La demanda, presentada por el bufete Dhillon Law Group, señala que el objetivo es representar a todos los empleados de Google que han sido discriminados debido a sus “opiniones políticas conservadoras”, a “su género masculino” y “a su raza caucásica”.

Maltratar, castigar y despedir

En concreto, se acusa a Google de señalar, maltratar, castigar y despedir sistemáticamente a los empleados que “han expresado opiniones que se apartaban de la opinión mayoritaria sobre temas políticos planteados en el lugar de trabajo y pertinentes a las políticas de empleo de Google y su actividad empresarial”.

Imagen ilustrativa

“Damore, Gudeman y otros miembros de la demanda colectiva fueron condenados al ostracismo, menospreciados y castigados por sus opiniones políticas heterodoxas, y por el pecado adicional de sus circunstancias de nacimiento, al ser hombres y/o de raza caucásica”, añade la demanda.

Damore fue despedido de Google tras difundirse su manifiesto. Por su parte, la empresa declaró que lo despidió por violar su código de conducta y promover “estereotipos de género perjudiciales en nuestro lugar de trabajo”.

La nueva demanda no es la única contra la que Google tiene que defenderse. En septiembre pasado, tres exempleadas presentaron otra querella en su contra, en la que acusaron a la compañía de discriminar a las mujeres.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.