El primer ministro de Tailandia, Prayuth Chan-oncha, ha mandado colocar un doble de sí mismo para ‘responder’ a las consultas de los reporteros durante una rueda de prensa, informa AP. 

Tras acudir a un evento para promocionar el Día del Niño, este político tailandés atendió brevemente a los medios y, para evitar que le interrogaran sobre asuntos incómodos, mandó sacar esa figura de cartón.

“Si quieren hacer preguntas sobre la política o algún conflicto, pregunten a este tipo”, ha manifestado el mandatario antes de abandonar el lugar entre las risas y la sorpresa de los presentes.

Comportamiento extravagante

No es la primera vez que el general Prayuth Chan-oncha, que dirige Tailandia desde que dio un golpe de Estado en 2014, asombra con su comportamiento.

En el pasado, algunas de sus extravagancias incluyeron arrojar una piel de banana a un camarógrafo y bromear de manera grosera con que ejecutaría a cualquier periodista que criticara a su Gobierno.

Falta de transparencia y represión

Cuando la junta militar liderada por Chan-oncha se hizo con el poder, gozó de un apoyo popular considerable porque logró poner fin a acciones políticas callejeras que solían derivar en actos violentos.

Con el tiempo, esos dirigentes recibieron críticas negativas por la falta de transparencia y sus métodos represivos. Prayuth Chan-oncha aseguró que convocaría elecciones en Tailandia para el próximo noviembre, aunque en ocasiones anteriores ya pospuso otras promesas similares.

Deja un comentario