[ad_1]

Ni el PP ni Ciudadanos se han creído que exista una ruptura entre el PSOE y ERC por el veto de los republicanos a Miquel Iceta en el Parlament para que fuera designado senador autonómico, paso previo a su elección como presidente del Senado. Al menos, cuestionan esa ruptura en sus declaraciones públicas porque admitir que se ha producido destroza su argumentario contra Pedro Sánchez, basado en la supuesta alianza con «quienes quieren romper España». Solo el líder popular, Pablo Casado, ha otorgado cierta credibilidad al divorcio para recomendar a Sánchez que busque el apoyo de Cs de cara a su investidura, lo que le dejaría a su disposición todo el espacio de la derecha y neutrlizaría la pretensión de Albert Rivera de ser el líder de la oposición.

La primera dirigente del PP en reaccionar ha sido, no obstante, la cabeza de lista del partido al Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, quien ha señalado en la COPE que el veto del Parlament a Iceta es una “trampa de trileros” que supone “un divorcio fingido entre Sánchez y los independentistas”. Montserrat ha criticado la indignación socialista con el veto asegurando que “es puro postureo y teatro electoral entre el PSOE y los independentistas para obtener rédito electoral”. La candidata cree que Sánchez “está engañando a todos los españoles” porque, a su juicio, Iceta no quería ser senador ni presidir el Senado como lo demuestra que no se presentara en las listas del 28-A. “A mi no me venden la moto”, ha expresado, al tiempo que tachaba el movimiento del PSOE como “la operación ‘pimpinela-Iceta’.

El también candidato al Parlamento Europeo, Esteban González Pons, coincide en que todo esto no es más que un ‘paripé’. “Hemos visto los primeros pasos en la danza de la seducción entre socialistas e independentistas, lo que ahora es un ‘no’ es ‘no’ después de las elecciones será ‘sí’ es ‘sí’”, ha defendido durante una visita en el Puerto de La Luz y Las Palmas de la capital grancanaria.

El líder del partido, sin embargo, ha preferido entrar de lleno en las posibles consecuencias del distanciamiento entre Sánchez y los independentistas de cara a su investidura, que ve en serio peligro, Por eso, ha aconsejado al jefe del Ejecutivo en funciones que “explore otras fórmulas constitucionalistas”, en alusión a Ciudadanos. Al ser preguntado si cree que la investidura de Pedro Sánchez corre ahora peligro tras el veto de ERC, el presidente de los ‘populares’ ha afirmado que él cree que “lo condiciona” porque, a su juicio, el jefe del Ejecutivo en funciones quería “pactar con Podemos y ERC”. Así se ha pronunciado Casado tras asistir a la conferencia-coloquio del candidato del PP a la Alcaldía, José Luis Martínez-Almeida, organizada por el Club Siglo XXI. Además, ha aprovechado para afirmar que Sánchez se ha “equivocado en el fondo y en la forma” al proponer a Iceta como presidente de la Cámara Alta, dado que es una persona que no era senador electo en los comicios del 28 de abril sino que tiene que ser designado por el Parlamento catalán y además lleva “demasiados años apelando al apaciguamiento con los independentistas”.

Mientras tanto, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que Pedro Sánchez solo “finge que se pelea” con los separatistas hasta que se celebren las elecciones, pero el 27 de mayo se sabrá “que han tramado y qué concesiones y cesiones han pactado”. Rivera ha vuelto a avisar de que su partido “pondrá la lupa” sobre cualquier concesión que Sánchez haga a los separatistas porque no va a permitir que se “pisotee” ningún artículo de la Constitución “ni la dignidad del pueblo español”. Ha afirmado que Cs estará vigilante para que no se concedan indultos ni se planteen consultas soberanistas como, según dice él y desmiente la hemeroteca, Miquel Iceta propone que se haga en diez años. “La soberanía nacional reside en el pueblo español, no en Iceta ni en los separatistas ni en Pedro Sánchez”, ha recalcado Rivera, quien se ha comprometido a ser “el antídoto” frente a los independentistas que “quieren liquidar este país”.

Ante la investidura de Pedro Sánchez, el presidente del partido naranja sostiene que el presidente en funciones tiene ya “un pacto hecho” con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que se visualizará el día 21, cuando se constituya la Mesa del Congreso. Y sobre si lo tiene con los secesionistas, ha señalado que “no hay que ser Einstein para saber que los separatistas prefieren a Sánchez” antes que a él o a Pablo Casado porque les promete indultos o son favorables a una consulta de autodeterminación. “Doy por hecho que los separatistas prefieren sacarle todo lo que puedan a Sánchez y a Iglesias”.

Por parte de Ciudadanos, también se ha pronunciado la diputada electa Inés Arrimadas para quien “la única explicación” de que ERC haya vetado a Miquel Iceta para senador, y por tanto para ser presidente de la Cámara Alta, es la coincidencia con la campaña electoral, puesto que “por supuesto” que el PSOE y los independentistas tienen “cerrado” un pacto. “Quedan días para votar”, ha dicho, y los independentistas “necesitan decir a los suyos que el pacto con el PSOE no está cerrado”. “Es la única explicación”, ha ahondado la parlamentaria por Barcelona, para quien “por supuesto” que socialistas e independentistas tienen “cerrado” un pacto.

Precisamente por la cercanía de elecciones, el 26 de mayo, el presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, no está maniobrando para dejar a Ciudadanos sin los puestos que le corresponderían en la Mesa del Congreso. Precisamente por la cercanía de elecciones, el 26 de mayo, el presidente del Gobierno en funciones no está maniobrando para dejar a Ciudadanos sin los puestos que le corresponderían en la Mesa del Congreso. Si no hay novedades desde este jueves al 21 de mayo, la formación de Albert Rivera contará con dos representantes en el órgano de gobierno de la Cámara gracias a los apoyos de los 57 diputados de la formación. Ahora bien, Arrimadas se ha mostrado convencida de que si fuera por Sánchez, el grupo socialista procuraría excluir a los representantes de Ciudadanos para ceder los puestos a formaciones nacionalistas.

Tras recalcar que el líder de los socialistas quería colocar al frente de la “Cámara territorial” a alguien a favor de los indultos a los dirigentes en prisión preventiva o de un hipotético referéndum en Cataluña (extremo que Iceta ha negado), la diputada catalana ha abogado por una reforma del Senado, y si no se acomete esta “primera opción”, por cerrarlo. A su juicio, es “una injusticia” que el PSOE, con los resultados en las pasadas elecciones generales, tenga mayoría absoluta en la Cámara Alta, igual que lo fue cuando Mariano Rajoy se hizo con esa misma mayoría en la legislatura anterior. Ha achacado tales “injusticias” a la actual Ley Electoral.

[ad_2]

Source link