Una carta abierta del que fuera ­primer presidente de Eslovenia ­Milan Kucan en la prensa del país ha suscitado una polémica con las autoridades españolas. Kucan, en el citado artículo, denunciaba que “algu­nos políticos catalanes fueron víctimas de la represión” pese a que cumplían –asegura– el mandato que les dio la ciudadanía en el 2015. Las reflexiones del expresidente eran fruto de un debate celebrado en aquel país, en el marco del Foro 21, en el que participaron algunos catalanes, entre ellos el diputado del PDECat Ramon Tremosa. Leído el artículo, parece que las posiciones de los nacionalistas fueron plenamente asumidas. La cuestión catalana es seguida con suma atención en los Balcanes.

El embajador español, José Luis de la Peña, en una carta remitida a Kucan lamentaba que en este debate no hubiese sido invitado ningún representante de la Administración española. “Parece poco serio”, advertía el embajador español, quien subrayaba en su carta que “Eslovenia y España han sido países amigos y socios en la Unión Europea y en la OTAN (…). Sin embargo, me temo que su actitud hacia Catalunya no contribuye positivamente a esta buena relación”.

El artículo y la carta de respuesta se publicaron antes del 21 de diciembre. El martes, el expresidente Kucan replicaba de nuevo con otra misiva en la que señalaba que, tras las elecciones, el presidente Mariano Rajoy “tiene una gran oportu­nidad para demostrar y confirmar su democracia”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.