Podemos planea unas nuevas primarias para elegir a su candidato a la Comunidad de Madrid

[ad_1]

Podemos toma aire después del Consejo Ciudadano Estatal que marcó las líneas básicas del camino a seguir a partir de ahora. El partido pone un tapón a la crisis desatada tras el movimiento de Íñigo Errejón de concurrir a las elecciones por fuera de Podemos y empieza de cero el proceso para construir una candidatura de Unidos Podemos a la Comunidad de Madrid que pueda confluir, en última instancia, con la plataforma Más Madrid. La hoja de ruta incluye la celebración de unas nuevas primarias, según fuentes de  la gestora que dirige Podemos Madrid tras la dimisión del secretario general Ramón Espinar. 

Las bases votaron en mayo la lista encabezada por Íñigo Errejón que ha saltado por los aires. El resultado entonces marcó el final de un proceso donde, una vez más, Podemos tuvo que equilibrar fuerzas entre las diferentes familias. Hoy, ninguno de los cinco primeros nombres están alineados con la dirección estatal: el primero ha renunciado a su acta de diputado y Pablo Iglesias lo sitúa fuera de Podemos; Clara Serra (2), Tania Sánchez (3) y José Manuel López (5) son próximos al cofundador de Podemos y le apoyaron en su decisión de presentarse a las elecciones con la marca Más Madrid; y el cuarto lugar lo ocupaba el dimitido Ramón Espinar.

Con estos mimbres, el partido estudia volver a convocar primarias aunque aún no da detalles sobre cómo será el proceso. Fuentes de la gestora consultadas por eldiario.es no precisan si la votación se abrirá a las bases antes o después de una posible confluencia con el equipo de Íñigo Errejón. «A día de hoy no descartamos ningún escenario», apuntan. Entre esos escenarios, fuentes del equipo técnico aseguran que «no han valorado» todavía la posibilidad de que el nombre de Errejón, si prosperan las negociaciones, figure en el puesto de salida de una lista unitaria. 

De momento, estos días el equipo técnico estará trabajando en los próximos pasos junto a la dirección estatal y no será hasta la semana que viene cuando retome las reuniones con IU Madrid y Equo, sus «socios preferentes». La prioridad de Podemos, aseguran desde la gestora, es rearmar primero Unidos Podemos sobre la base del acuerdo firmado por la formación morada, IU y Equo el año pasado. Y después, la confluencia con Más Madrid una vez exista un bloque «fuerte» previamente construido. «La prioridad es cerrar con IU un acuerdo para ir como Unidas Podemos y a nivel programático en el marco de Hacer Madrid». 

Estos planes no encajan con la propuesta de IU Madrid de reunir en un mismo encuentro el próximo lunes «a todos los actores a la izquierda del PSOE». La dirección interina de Podemos confirma que no acudirá al encuentro en un contexto en el que todos los grupos tratan de marcar los tiempos y erigirse como «impulsores» de la unidad. «Podemos tiene claro que primero se constituirá el espacio político, antes de ir a cualquier reunión con otros actores», apuntan fuentes de la gestora, que aseguran que, pese a esta discrepancia, la «relación con IU es buena». 

«Podemos necesita tener un debate propio sin que se le pretenda imponer tragar con platos precocinados», escribía Pablo Iglesias antes de entrar por vía telefónica en el Consejo Ciudadano de este miércoles. El secretario general repite una frase que ya utilizó Podemos a finales de 2014, cuando negociaba con Ganemos Madrid la candidatura municipal que al final lideró Manuela Carmena. 

Ahora, la línea marcada por el secretario general ante el máximo órgano de Podemos pide «tiempo» para un «debate sosegado» en el seno del partido que después bajo «a los círculos». De momento, el partido continúa, como contó eldiario.es, con su apuesta por una candidata independiente sobre la que aún nadie revela nada. 

En todo caso, el tiempo apremia. A finales de marzo debería aprobarse el decreto que convoca las elecciones autonómicas y municipales y a partir de ese momento los partidos o coaliciones tienen entre 15 y 20 días para presentar las candidaturas ante la Junta Electoral. 

Desde el pasado 17 de enero, el día que se publicó la carta conjunta firmada por Manuela Carmena e Íñigo Errejón con el consiguiente terremoto político, el equipo del cofundador de Podemos ha ofrecido poca información sobre cómo llevarán a cabo sus procesos, a la espera también de los movimientos de la formación morada y de Izquierda Unida. Carmena anunció la semana pasada que las primarias de la plataforma (ciudad y Comunidad) se llevarían a cabo en el mes de febrero. 

Los próximos días también serán decisivos para IU Madrid, que ha prometido llegar al lunes con un documento político con debates y propuestas concretos que ofrecer a los grupos que sí acudirán a la reunión conjunta: todos los convocados, excepto Podemos. Más Madrid y Equo confirmaron enseguida su participación y Anticapitalistas también irá. 

El movimiento conciliador de IU Madrid constata una posición alejada a priori de la línea marcada por la dirección federal, que pidió no legitimar la decisión de Errejón. «La fórmula del hiperliderazgo, aunque prometa buenos resultados electorales, socava la misma capacidad de pensar, decidir y actuar colectivamente», manifestaba el coordinador federal, Alberto Garzón, en un artículo publicado en eldiario.es. Un día después del Consejo Ciudadano Estatal, Garzón ha tildado la situación de «muy compleja» y no descarta «ningún escenario». 



[ad_2]

Source link

Deja un comentario