Al final, el entramado que se ocultaba tras el misterio del Pequeño Nicolás no era más que un vehículo para blanquear capitales, ya fuera mediante créditos que se repartían entre socios o sobrevalorando la Hacienda La Alamedilla (en Toledo) para obtener 20 millones de dólares del Banco Nacional de Guinea Ecuatorial (BANGE), que se devolverían a través de empresas radicadas en paraísos fiscales de Islas Vírgenes y Hong Kong. Una finca, por cierto, que fue parte de los bienes escondidos por Mario Conde procedentes del saqueo de Banesto.

Por eso Podemos acaba de solicitar el Juzgado de Instrucción Nº2 de Madrid, que llame a declarar al accionista de Indra y empresario de la jet-set, Adrián de la Joya, y al ex director de operaciones inmobiliarias del Banco Santander, Javier Martínez de la Hidalga, para esclarecer un posible delito de blanqueo de capitales en el caso Nicolás

Adrián de la Joya, imputado en Lezo, y el comisario José Manuel Villarejo mantienen una estrecha relación de amistad y negocios desde los años 80. Por eso, la comisión judicial ha señalado que ése puede ser el motivo por el que el policía –ahora en prisión por la Operación Tándem, acusado de blanqueo de capitales relacionado con Guinea Ecuatorial– grabase a los agentes del CNI y de Asuntos Internos que investigaban esa causa. La grabación acabó en manos del veinteañero Francisco Nicolás Gómez Iglesias para que acusara a los investigadores de manipular la causa y así dar motivos para que se archivara el caso. 

Según han confirmado fuentes judiciales a Público, Adrián de la Joya también aparece en el sumario de la Operación Tándem, causa que investiga delitos de blanqueo de capitales en Guinea Ecuatorial y por la que están en prisión sin fianza los comisarios Villarejo y Carlos Salmanca, y sus socios Rafael Redondo y Juan Carlos Escribano, e implicados en esa causa como investigados la mujer de Villarejo, Gema Alcalá, y los hijos de ambos policías. 

El tesoro perdido de Banesto

La sociedad Hacienda La Alamedilla SL fue  constituida a finales de los 90 por cuatro socios: el propio Martínez de la Hidalga, Construcción y Urbanismo SA, Inmobliaria Jerry SA y Servicios Empresariales Integrados, empresa administrada y participada a su vez por Adrián de la Joya y por el concuñado de Mario Conde, expresidente de Banesto, explica la comisión judicial del caso Nicolás en los informes en los que se basa Podemos. 

Esta sociedad compró en 1997 esta finca a la mercantil Inversiones Rondonóplis SL propiedad precisamente de Mario Conde, Ramiro Núñez Villaveirán y el recientemente fallecido, Arturo Romaní Biecas, que a su vez la había comprado en 1994 a Banesto. Rondonópolis fue expresamente declarada instrumento para la defraudación por la que Conde y Romaní fueron condenados en el caso Banesto (y sus causas relacionadas) y la finca, como activo de esta mercantil instrumentalizada criminalmente, debió haber sido objeto de liquidación para satisfacer la responsabilidad civil de aquel caso, pero no llegó a ser localizada por los tribunales dado el ingente volumen de activos y la dificultad para rastrearlos. 

Pero, asegura Podemos en su escrito, “hete aquí que tres transmisiones y una unificación registral de parcela después, esta parcela está en manos del Sr. Martínez de la Hidalga, directivo en el departamento de inmobiliario del Banco Santander en la fecha de fusión con Banesto, y de D. Adrián de la Joya”.

El modus operandi del blanqueo de la ‘jet-set’

Desde la compra de la finca por Hacienda La Alamedilla SL, esta sociedad ha servido como receptora de numerosos préstamos bancarios, pese a estar en liquidación y no tener ninguna actividad real, en la que la finca, su único activo, servía como aval de devolución. A fecha de hoy, los créditos pedidos por esta sociedad, de la cual es socio principal Martínez de la Hidalga, superan ampliamente el valor de la propia finca y no han sido devueltos.

Asegura Podemos que “es por ello que hay indicios bastantes, interrelacionados y sólidos de que tal supuesto préstamo con el Banco de Guinea podría ser en realidad una supuesta operación de blanqueo de capitales, al parecer consistente en sobrevalorar la finca propiedad de 4 socios y pedir un crédito que se pagaría presuntamente a través de empresas radicadas en Hong Kong e Islas Vírgenes (paraísos fiscales)”. Estas sociedades son Beringold de Islas Vírgenes y Elite Bloom, además de Power Star Capital Investment, según los whatsapp entre De la Hidalga y el Pequeño Nicolás que obran en el sumario. 

Extracto del sumario del pequeño Nicolás en los que Martínez de la Hidalga le da los nombres de las empresas en paraísos fiscales.

Extracto del sumario del caso del ‘Pequeño Nicolás’, en los que Martínez de la Hidalga le da los nombres de las empresas en paraísos fiscales.

Además, “Francisco Javier Martínez de la Hidalga es un empresario y exdirectivo del Banco Santander con un alto grado de experiencia y conocimientos en el sector inmobiliario lo que hace difícilmente creíble que pueda haber sido estafado en un negocio inmobiliario por un joven de 20 años sin estudios universitarios (Francisco Nicolás)”.

El hilo que lleva desde De La Joya hasta Luis Bárcenas

La primera pista de esta relación entre el comisario Villarejo y el empresario del IBEX, Adrián de la Joya, aparece en el registro de llamadas que obra en el sumario del caso Nicolás: 174 llamadas en los primeros 60 días de investigación, que el excomisario Villarejo realizó a la empresa Serena Digital presidida por Adrián De la Joya y, en particular, ocho llamadas al día siguiente de la detención de Nicolás.

Esa misma tarde, Villarejo llamó a más consejeros del IBEX, como Mauricio Casals, de Atresmedia e íntimo amigo de De la Joya y de Villarejo; o Manuel Delgado, “imputado por blanqueo de capitales en el juzgado Central de Instrucción Nº5 por el caso GURTEL. Consejero delegado de ACS y de su filial DRAGADOS (Florentino PEREZ) y ex abogado de Francisco CORREA (en prisión por caso GURTEL)”, según consta en el informe de la comisión judicial del caso Nicolás. 

Además, Serena Digital aparece como una de las empresas avalistas de Luis Bárcenas en Suiza, en la que también aparece el propio Mariano Rajoy. De hecho, las relaciones de Adrián de la Joya con el Partido Popular quedan nuevamente de manifiesto en el caso Lezo, donde también se encuentra imputado por el cobro de una comisión de 1,4 millones de OHL que, supuestamente, iba dirigida al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, pero que se la quedó De la Joya sin que aparentemente nadie se la reclamase después.

Un caso bien extraño para el que el juez del caso Lezo, Manuel García Castellón (del Central de Instrucción Nº6 de la Audiencia Nacional), todavía no ha encontrado explicación pese a haber interrogado a los protagonistas y hasta haber ordenado un careo entre De la Joya y Javier López Madrid, yerno del presidente de OHL y quien presuntamente hizo transferir el dinero de México a Suiza… cosa que él niega.

…CONTINUARÁ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.