La portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha asegurado este jueves que su partido apuesta claramente por fortalecer el espacio de cambio que conforman con Izquierda Unida y las confluencias En Marea y En Comú, entre otros actores, para volver a concurrir juntos, esta vez, en las próximas elecciones municipales y autonómicas de 2019.

Sin embargo, en una rueda de prensa en el Congreso, Montero ha dejado claro que no ve necesidad de cambiar los términos de esa alianza a nivel estatal y que tampoco es preciso cerrar antes del mes de abril un nuevo acuerdo-marco para organizar las alianzas de los comicios locales.

De este modo, la dirigente ‘morada’ ha desoído el llamamiento realizado por el líder de IU, Alberto Garzón, en el informe político que presentará el sábado ante su dirección, al que ha tenido acceso Europa Press, y en el que pide a Podemos diseñar una nueva confluencia, con vistas a las elecciones de 2019, y en la que IU tenga más visibilidad.

Además de dar por bueno el acuerdo que mantienen actualmente Podemos e IU, y que les llevó a concurrir juntos en las generales de 2016, Montero ha enfriado las expectativas de sus socios electorales en lo que tiene que ver con los tiempos y las formas de la preparación de las alianzas municipales y autonómicas.

Mientras que IU ha pedido abordar ya esta cuestión y diseñar un esquema general para todos los municipios y Comunidades, del que luego se puedan desmarcar las excepciones, la portavoz de Podemos ha apostado por abordar este asunto en cada territorio, teniendo en cuenta el acuerdo alcanzada en 2016 que dio lugar a Unidos Podemos, y sin fijar plazos.

No dan plazos

“Sobre los tiempos no me atrevo a decir nada porque cada municipio y cada Comunidad Autónoma es diferente, cada una requerirá sus tiempos. Para mí, lo importante es que esos acuerdos salgan adelante y que estemos en disposición de revalidar las victorias electorales que ya cosechamos en 2015 y ampliarlas a otras ciudades y Comunidades”, ha explicado en una rueda de prensa en el Congreso.

Así, Montero ha asegurado que efectivamente uno de los objetivos de su formación este año 2018 será, además de seguir haciendo su trabajo de oposición al Gobierno de Mariano Rajoy, ponerse “manos a la obra” para preparar las citas electorales de 2019, aunque en lugar de hablar de un acuerdo-marco general como plantea IU, prefiere referirse a diversos “acuerdos”, en plural, por territorios.

“Las municipales y autonómicas, en nuestro caso, van a tener una gran diversidad, porque los actores que formamos parte del espacio del cambio somos muy diversos. Eso va a reflejarse en los diferentes acuerdos que se van a producir”, ha matizado.

“A lo largo de 2018 se van a tener que producir múltiples acuerdos entre los diferentes actores que formamos parte del espacio del cambio. No solo es IU, está también En Marea o Catalunya En Comú. Y también podemos seguir ampliando el espacio del cambio, que es el objetivo, sumando a más actores”, ha ahondado.

Montero ha afirmado que el debate sobre su reformulación “no está encima de la mesa” y que los “acuerdos-marco” ya fueron establecidos cuando sellaron su confluencia

En esta línea, ha asegurado que este año mantendrán “conversaciones múltiples” con vistas a preparar las municipales y autonómicas, pero también para “seguir trabajando en el día a día”. “Todos los actores políticos que formamos parte del espacio del cambio lo que haremos será, como hacemos normalmente, hablar con cotidianeidad y cuando surjan problemas, resolverlos, entendiendo que eso es parte consustancial de nuestro espacio político”, ha ahondado.

La reformulación de la alianza “no está sobre la mesa”

En cuanto a los términos de la alianza a nivel estatal, que se concreta en el grupo confederal de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, Montero ha afirmado que el debate sobre su reformulación “no está encima de la mesa” y que los “acuerdos-marco” ya fueron establecidos cuando sellaron su confluencia para concurrir juntos en las generales de 2016.

“Nosotros estamos convencidos de que el espacio del cambio debe seguir fortaleciéndose. Trabajamos día a día por la unidad. Vamos a seguir trabajando por fortalecerlo, y si hay actores que piensan diferente, tendrán que preguntarles por qué”, ha apostillado.

Niega la falta de visibilidad de IU

En este sentido, ha negado que exista un problema de visibilidad con IU, como Garzón puso de manifiesto hace meses, y ha vuelto a señalar ahora. “Entendemos la diversidad como un valor y por supuesto que la visibilidad de los diferentes actores es una fuente de riqueza para todos nosotros”, ha defendido.

“Por otra parte, cualquier desajuste o diferencia de criterio, tenemos ya muchísimos espacios cotidianos en el grupo para poder hablarlos y gestionarlos”, ha añadido, al tiempo que ha insistido en que desde que se selló la alianza, han trabajado para garantizar la visibilidad y la pluralidad de todos los integrantes.

En cuanto a la preocupación que el líder de IU, Alberto Garzón, ha manifestado sobre el “desgaste” que está sufriendo Podemos, Montero ha avisado de que las únicas encuestas que valen son las de los votos. “En la única encuesta que hay que confiar es en la de los votos que se efectúan cuando se abren las urnas”, ha enfatizado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.