Los ferrys Athara y Nuraghes se encuentran regularmente en el puerto de Génova. Su presencia no tendría que ser especialmente notable en un puerto con un intenso trafico marítimo y que además es cuna de grandes navieras e importante centro de reparaciones para buques de pasaje. Sin embargo, ambos barcos llaman la atención por su decoración, recientemente aplicada: el Athara lleva pintado en su casco un enorme Superman con letras igualmente gigantes y en la chimenea, en lugar del logotipo de la compañía Tirrenia luce la característica “S” del superhombre. Por su parte, el Nuraghes tiene una doble cara: por el costado de estribor aparece Batman y toda su estética, mientras que por babor, Superwoman y su símbolo ocupan la totalidad del casco y, por si fuera poco, tanto el hombre murciélago como la mujer maravilla también ocupan la proa como personajes con varios metros de altura.

Aunque los personajes no son ni de lejos los mismos, estos superhéroes de DC Comics decorando barcos recuerdan inevitablemente al Moby Dada , el famoso Piolín , que estuvo 57 días en el puerto de Barcelona haciendo las veces de residencia flotante para miembros de las fuerzas de seguridad del Estado en coincidencia con el referéndum organizado para el 1 de octubre. El buque de Moby Lines no estuvo solo en el cometido de alojar a policías y también guardias civiles: lo hizo en compañía de otros dos buques de la naviera GNV: el Azzurra y el Rhapsody.

El ‘Piolín’ cubre de momento las rutas entre Nápoles y Cagliari y entre esta ciudad y Palermo

Tras su función policial, a principios de año estos buques regresaron al servicio regular: el Azzurra también se ha basado en Génova para operar la línea directa con Malta, mientras que el Rhapsody está de varada anual de mantenimiento en el puerto de Marsella. El tercero y más mediático, tras abandonar Barcelona navegó directamente hasta un puerto en la Toscana, Piombino, donde estuvo a las órdenes durante semanas esperando a ser reasignado a una línea concreta en el Mediterráneo. Se destinó a navegar con carga y pasaje en la línea Nápoles-Cagliari, en Cerdeña, y entre esta ciudad y Palermo, en Sicilia.

Contrariamente a lo que sucedió durante su larga estancia en Barcelona, el barco pasa prácticamente inadvertido en los puertos italianos a pesar de sus colores chillones o de llevar pintados en su casco y estructura personajes como el Pato Lucas, el gato Silvestre, Piolín o el Coyote. Y es que de los quince buques de Moby, una decena llevan a estos dibujos de la Warner, los protagonistas de Looney Tunes, que traducido vendría a ser “melodías chifladas” o “lunáticas”. El acuerdo de colaboración entre la multinacional del entretenimiento y la naviera de la familia Onorato se firmó a principios de este siglo, con lo que es una fórmula que ya no es novedad en Italia, aunque se hizo de nueva famosa en un puerto en el que la naviera nunca ha operado comercialmente.

El Moby Dada, del que se quejaron sus huéspedes uniformados por las condiciones de vida a bordo, empieza a ser ya un veterano del sector, con 37 años de servicio. Cuando se botó fue destinado a cubrir la línea Estocolmo-Helsinki para Silja Line, una ruta en la que era habitual ver a las máximas autoridades de Suecia y Finlandia por el confort del barco, aunque de eso hace ya tres décadas y hoy, a pesar de cumplir con las exigentes normativas internacionales de navegación, empieza a poner proa hacia el retiro, según explicó a La Vanguardia un oficial de la marina mercante italiana muy próximo a la naviera: “El Dada vino a reforzar las rutas de Moby, pero está siendo superado claramente por buques nuevos, con lo que posiblemente será retirado”, comentó el comandante Rossi. “Tal y como está el mercado, modernizar el buque puede ser muy costoso, con lo que probablemente acabe pronto en un desguace” concluyó.

El célebre ferry, que también cumplió funciones de hotel flotante en tres ocasiones más –necesidades policiales en Dinamarca, refuerzo para Juegos Olímpicos y en operativos relacionados con la industria de la energía nuclear–, navega ya con la proa puesta en su futura jubilación… aunque todavía quedan bastantes Piolines, Silvestres, Porkys e incluso Wonder Women o Supermen con bastantes años de navegación por delante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.