Numerosos trabajadores de la Ciudad de la Justicia de València entran por la puerta reservada al personal, fichan y se van. Las escenas fueron grabadas por un equipo de reporteros del programa En el punto de mira de Cuatro.

Uno de los casos más llamativos es el de una mujer que aparca en doble fila, ficha y se marcha con su coche. Los periodistas la siguen y descubren que la mujer va a desayunar, hace compras en un supermercado y visita una tienda de telefonía móvil. Eso no es todo, al día siguiente, otras dos funcionarias se van de rebajas nada más llegar al trabajo.

Esto ya ocurrió hace siete años, cuando se descubrió que medio centenar de empleados públicos de los juzgados fueron sorprendidos entrando a primera hora de la mañana para fichar mediante el control de la huella y saliendo pocos minutos después por la misma puerta.

Captura del programa 'En el punto de mira'. CUATRO

Captura del programa ‘En el punto de mira’. CUATRO

Tras el descubrimiento la Conselleria de Justicia resolvió las incidencias técnicas de los lectores biométricos y se comenzó a controlar a los empleados públicos de los juzgados que incumplían el horario con funcionarios de incógnito.

Deja un comentario