La jueza concluye…

En el documento, de 54 páginas, recorre todos los indicios contra el presidente del PP y concluye que le regalaron el título “a modo de prebenda o dádiva”. Le acusa de haber cometido los delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa.




La jueza Carmen Rodríguez-Medel, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, ha dictado este lunes un auto en el que informaba a las partes de que elevaba la pieza sobre Casado al Tribunal Supremo. En ese escrito pide la imputación del presidente del PP por delitos de cohecho y prevaricación por el máster que obtuvo sin ir a clase y, según él, entregando cuatro trabajos que sumaban 92 páginas.

Al alto tribunal ha enviado un extenso documento en el que recoge toda la investigación contra Casado y contra los responsables del Máster de Derecho Autonómico impartido en el curso 2008-2009 en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Un regalo “ a modo de prebenda o dádiva”



La jueza indica que, con los “indicios racionales de criminalidad” que ha reunido puede llegar a algunas conclusiones. Por ejemplo, que el responsable de ese máster, el catedrático Enrique Álvarez Conde, se puso de acuerdo con los profesores Alicia López de los Mozos y Pablo Chico de la Cámara para dirigir “una serie de actuaciones tendentes a lograr que un grupo concreto y escogido de alumnos obtuvieran el título del Master sin efectivamente cursarlo, sin mérito académico alguno, regalándoselo a modo de prebenda o dádiva”.

Dudas sobre los trabajos que exhibió

La jueza Rodríguez-Medel sugiere al Supremo que lo primero que debería hacer es citar a Casado como investigado para escuchar su versión de los hechos, porque hasta ahora solo se ha defendido a través de los medios de comunicación.

Además, cree conveniente requerirle toda la documentación que conserve del máster: los trabajos que dice que hizo, pero también cualquier correo electrónico o recibo “que evidencien que fueron efectivamente elaborados en el curso académico 2008-2009 y remitidos o entregados en dicha fecha para su calificación”.

También pide al Supremo que reclame al presidente del PP “el ordenador portátil antiguo en el que se encontraban archivados los trabajos presentados para su calificación en el master, ordenador que según sus manifestaciones públicas del pasado día 10 de abril de 2018, aún conserva”.

Ese ordenador debe ponerse a disposición de la policía judicial “para que se informe de la antigüedad de los documentos informáticos archivados como tales trabajos y si han sufrido modificaciones a partir del 20 de marzo de 2018”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.