El expresidente de Perú Alberto Fujimori salió de la clínica en la que estaba internado y ahora goza de libertad, luego del polémico indulto otorgado por el actual mandatario del país, Pedro Pablo Kuczynski.

Fujimori estuvo internado desde el pasado 23 de diciembre, un día antes de recibir la gracia que lo libró de cumplir su condena completa de 25 años.

De la clínica salió en silla de ruedas acompañado de su hijo, y actual legislador, Kenji Fujimori, reseñó la agencia Andina.

Minutos después, su hija Keiko subió a redes sociales una fotografía familiar con el exmandatario en su casa con la leyenda “muy contentos de darle la bienvenida a nuestro padre en esta nueva etapa de su vida”.

Fujimori cumplía una condena de 25 años de prisión que le fue dictada en 2009 por diferentes delitos considerados de lesa humanidad. Se le acusó de homicidio calificado con alevosía, lesiones graves y secuestro agravado en las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta y de los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y del empresario Samuel Dyer Ampudia.

El expresidente quedó exento de la condena, pero no de la millonaria deuda por reparaciones civiles por sus delitos, que asciende a más de 15 millones de dólares.

El indulto otorgado por Kuczynski provocó protestas por varios días en Perú, además de la renuncia de varios miembros del gabinete de Gobierno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.