Pere Aragonès (Pineda de Mar, 1982) es el secretario de Economía del Gobierno catalán, el cargo más alto que hay en el departamento después del cese del Govern el pasado 27 de octubre. Ahora le toca ser una de las voces de ERC a causa del encarcelamiento de Oriol Junqueras y la marcha de Marta Rovira. Aragonès se mueve con la discreción de quien sabe que todo el mundo lo ve como el hombre fuerte de ERC en el futuro Govern , donde está previsto que ocupe la vicepresidencia, pero también en el partido.

¿Hay posibilidades de investir a Carles Puigdemont?

La prioridad es su defensa. A partir de aquí, vehicularemos cómo formamos gobierno. El 1 de marzo retiró su candidatura; por lo tanto, si no hay un cambio, no tiene sentido volver a plantearlo, ya que estaríamos haciendo una mera especulación.

¿Así pues, no es una opción, a pesar de la CUP y las voces de JxCat que lo piden?

Comprendemos la indignación ante los impedimentos del Estado para investir a Puigdemont, pero también a Sànchez o Turull. Si estamos en esta situación es porque el Estado lo ha impedido. A pesar de todo, la prioridad tiene que ser encontrar una salida viable que nos permita formar Govern y que sea una pieza más desde donde fortificar la defensa de los derechos y las libertades.

¿Descarta el escenario de elecciones?

Nadie quiere elecciones sino un Govern lo antes posible. El resultado del 21-D es un tesoro que hay que preservar. El resultado se consiguió en un contexto muy difícil, de represalia contra nuestros líderes y unos partidos del 155 con alianzas muy poderosas. La ciudadanía de Catalunya ratificó la mayoría independentista y se tiene que corresponder a este compromiso.

Se ha frustrado el plan A, el B y el C. ¿Cuál es el plan D?

Hace falta un Govern con la máxima urgencia. Estoy convencido de que en los próximos días podremos tener una propuesta. Las instituciones catalanas, excepto el Parlament, están gobernadas por el PP, que en Catalunya sólo tiene cuatro diputados. Es lo que nos pide Junqueras y es en lo que trabajamos en ERC.

¿Quién puede ser el presidenciable?

Le corresponde a JxCat hacer la propuesta. Nosotros la respetaremos.

¿Apoyarán a cualquier candidato?

Entiendo que la propuesta que se haga será lo bastante sólida por sí misma.

¿En ningún caso ERC presentaría candidato?

No es una cuestión de nombres, sino de cómo superamos la situación actual. Tenemos un acuerdo con JxCat para el Govern, y ahora hay que trabajar para hacer alianzas más amplias. Hay formaciones que se han mostrado dispuestas, y eso nos hace estar mucho mejor que hace unas semanas.

¿Se ha impuesto la estrategia de las defensas por encima de las políticas?

No están subordinadas sino que van en paralelo. Todo lo contrario de lo que ha hecho Rajoy, que no ha hecho política y ha delegado lo que tendría que haber resuelto en una mesa de negociación a las salas del Supremo.

Denuncian una causa política en los tribunales, ¿pero hay una solución política?

Hay que sentarse a una mesa. Nosotros estamos dispuestos, siendo firmes en nuestras convicciones, pero hay que dialogar, como han insistido tanto Puigdemont como Junqueras durante la pasada legislatura.

¿Qué cree que se puede hablar con el Gobierno de Mariano Rajoy?

Siempre decían que se podía hablar de todo. Sin apriorismos, sin condiciones previas. El Estado tiene que ver que no puede estar permanentemente amenazando con actuaciones penales contra la voluntad democrática de más de dos millones de catalanes.

¿Qué pondrían sobre la mesa?

El objetivo tiene que ser cómo respetamos la voluntad democrática de los catalanes y cómo hacemos respetar los derechos y las libertades civiles y políticas que en estos momentos están en peligro. Y no sólo de los independentistas. Estamos en una regresión que no es propia de una democracia liberal.

¿Aquí encaja el frente por los derechos y las libertades del presidente del Parlament?

Hace falta que esta alianza que ha planteado Roger Torrent se materialice y también ayude a provocar esta negociación con el Estado.

¿Dónde queda pues la demanda de un referéndum y la independencia?

No renunciaremos nunca. Si el Gobierno español tiene una propuesta alternativa para Catalunya, que la ponga sobre la mesa.

La negativa de Rajoy es constante.

Si piensa que esto se resolverá con las actuaciones del juez Llarena, está totalmente equivocado. Hace falta que deje su innacción y pase a hacer política de Estado. Entendemos que tenemos visiones diametralmente opuestas, pero hemos de ser capaces de hablar. No es un proceso de un día para otro, pero si en otros momentos de la historia enemigos mucho más acérrimos se han podido sentar a una mesa, nosotros también tendríamos que hacerlo.

¿Se puede hablar con políticos presos y fuera de Catalunya?

No pongamos condiciones previas, pero mientras haya represaliados o amenazas no será un diálogo honesto. El Gobierno español sabe que lo que hace contra los dirigentes independentistas no tiene base jurídica, y se ve cuando lo examinan otras jurisdicciones europeas. Para facilitar el diálogo hace falta liberar a los presos y retirar acusaciones. No como condición política, sino como cuestión de justicia.

El indulto sería una vía.

No tendría que haber condena. ¿Qué violencia ha habido el 1-O? La violencia fue contra quien iba a votar.

El Gobierno central esgrime la separación de poderes y una justicia independiente.

Me gustaría que eso lo respondiera el Consejo de Estado, como cuando llevaron el recurso previo a la investidura de Puigdemont. Y no son militantes de ERC precisamente.

¿Cómo se puede avanzar hacia la independencia sin acabar ante la justicia?

Hace falta una nueva estrategia independentista. Necesitamos mayorías consolidadas, la recuperación de las instituciones de autogobierno, ganar más apoyos internacionales y fortalecer la sociedad civil para poder dar respuesta a las ofensivas del Estado.

¿Habla de mayorías de más del 50%?

Sí, pero no sólo eso. Para un referéndum acordado sería suficiente, pero no estamos en esta situación, así que hacen falta mayorías inapelables. Aquí serán muy importantes las elecciones municipales. Hace falta que los ayuntamientos también apoyen el proyecto colectivo. Tenemos que ser más y más fuertes.

Pasan de una hoja de ruta de 18 meses a hacer planes a largo plazo.

La república se tiene que implementar sin fechas. En estos meses hemos hecho todo un aprendizaje. Hemos llegado más lejos que nunca y ahora lo que hace falta es acumular fuerzas y adaptar la estrategia para seguir avanzando. El objetivo no es conseguir la república una tarde, sino que se consolide.

¿Dónde queda el consejo de la república?

Las estructuras que se plantean para dotar de relevancia política al exilio catalán son necesarias para hacer la tarea de internacionalización y lobby en instituciones internacionales. Ni queremos ni podemos olvidar a quien sufre la represión por cumplir con el programa electoral.

¿Las acciones de los CDR estropean el relato de la revolución de las sonrisas?

Siempre hemos pedido que toda movilización sea pacifica.

ERC ha defendido desde el primer momento formar Govern. ¿Qué recorrido puede tener esta legislatura?

Queremos una legislatura completa, de cuatro años.

¿Y la CUP es una socia fiable?

La pasada legislatura tenía diez diputados y ahora tiene cuatro. Su capacidad de incidencia se tiene que ajustar a su dimensión.

Pero han bloqueado una investidura.

Todo el mundo tiene que ser lo bastante honesto para admitir que si lo pudieron hacer es porque hay diputados que no pueden votar.

Sin embargo, necesitan votos.

Encontraremos la fórmula. La mayoría de 66 diputados de JxCat y ERC es lo bastante fuerte para sacar adelante el Govern; en porcentaje es más sólida que la de Mariano Rajoy.

¿ Cómo pueden mantener el apoyo de los comunes más allá del frente para la libertad de los políticos encarcelados?

A escala de Govern sería difícil a corto plazo, pero podemos encontrar puntos de acuerdo en muchos ámbitos.

¿Qué cambia en el partido sin los líderes al frente?

Oriol Junqueras y Marta Rovira han trabajado con una dirección con responsabilidades muy compartidas. El partido es fuerte y está cohesionado, puede afrontar cualquier situación de dificultad.

¿Asume el papel de hombre fuerte en el partido y en el Govern como vicepresidente?

No es momento de especular con nombres. En ERC tenemos gente muy preparada y asumiremos todas las responsabilidades.

Deja un comentario