Pedro Sánchez pide al independentismo que pase «del monólogo al diálogo» y que apoye sus presupuestos

[ad_1]

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este sábado a los partidos independentistas que pasen del «monólogo al diálogo» para resolver en conflicto catalán. En su visita a Barcelona un día después de aprobar los Presupuestos Generales del Estado, cuya tramitación depende del voto clave de partidos como ERC y el PDeCAT, ha reclamado a todos los partidos que los apoyen para permitir que en Catalunya y España se avance en la modernización de la economía, la creación de empleo digno y la reconstrucción del Estado del bienestar. 

Sánchez ha defendido que las cuentas deberían salir adelante por estar «cargadas de valores sociales», pero no ha ofrecido a los partidos soberanistas, que de momento se niegan a validarlas, ningún gesto más hacia Catalunya. No se ha referido ni siquiera a la inversión territorializada que cumpliría por primera vez con el Estatut, a la que sí ha aludido el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, para reivindicar que «por primera vez» Catalunya recibirá un «trato justo» en partidas de infraestructuras.

Sobre la cuestión catalana, el presidente ha defendido trabajar para «forjar acuerdos que trasciendan la política de bloques», y ha lamentado no contar con «la lealtad de la oposición» para conseguirlo. También se ha dirigido al Govern de la Generalitat para recordarle que el independentismo no representa a la mayoría de catalanes. «Cada votación arroja siempre el mismo resultado: lo siento, independentistas, ustedes no tienen la mayoría social en Catalunya», ha proclamado.

La «bancarrota ideológica» de los ‘voxonaros’

En su intervención, precedida por las de Iceta, la ministra Meritxell Batet y el alcaldable por Barcelona Jaume Collboni, Sánchez ha sostenido que su gobierno representa «como ningún otro proyecto» el freno a los partidos de extrema derecha en España. «Hoy hay tres derechas con un el objetivo de la involución, son los ‘voxonaros’ de la política española», ha manifestado. 

Sánchez ha calificado de «bancarrota ideológica de la derecha» el hecho de que el PP haya «abrazado» parte del ideario de Vox para gobernar en Andalucía. «En pleno siglo XXI quien elija de adversario a las mujeres, pierde seguro», ha dejado claro, en alusión a las propuestas de Vox que cuestionan la lucha contra la violencia de género. «Hemos visto como se ponen en cuestión avances que han tardado siglos», ha lamentado.

El socialismo arropa al alcaldable Collboni

El acto, que ha congregado a unas 2.000 personas en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona, ha servido de puesta de largo de la candidatura de Jaume Collboni a la alcaldía de la ciudad. El líder del PSC en la capital catalana ha intervenido arropado por el presidente y la plana mayor del socialismo catalán.

Collboni ha querido destacar como su primer compromiso para la ciudad no subordinarla ni a la «batalla independentista» o a sus «intereses políticos personales», en alusión esto último a la candidatura de Valls con Ciudadanos. Sobre el expolítico francés, el alcaldable socialista le ha animado a romper con el partido de Albert Rivera si verdaderamente se opone al pacto con Vox en Andalucía. «Es el embajador del pacto de la vergüenza en Barcelona», le ha recriminado.

El candidato del PSC ha cargado contra las políticas de Colau, con quien compartió gobierno hasta que la alcaldesa rompió con ellos por el 155, y la ha acusado de «cabrear» a cualquier sector económico de la ciudad cada vez que anuncia una medida. «Si hay un partido que tiene la tradición de izquierdas en la ciudad y que es capaz de gobernar, es el PSC», ha reivindicado.



[ad_2]

Source link

Deja un comentario